Arely Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque diariamente atienden a más pacientes que el IMSS y el ISSSTE juntos, los Consultorios Adyacentes a Farmacias (CAF) han experimentado estos meses una caída en asistencias, por lo que prevén cerrar el año con 20 por ciento menos consultas que en 2019.
Santiago González, presidente de la Asociación Nacional Distribuidores de Medicinas (Anadim), dijo que durante abril y mayo, cuando se dio un mayor confinamiento de la población a causa de la pandemia, los CAF tuvieron caídas de hasta 50 por ciento en las consultas que ofrecieron.
A partir de junio y hasta ahora, la caída ha sido de 25 por ciento.
“Las consultas de los CAF cayeron especialmente en abril y mayo. Pero ahorita ya tenemos 75 por ciento del flujo normal de las consultas y con tendencia a mejorar. Creo que cerraremos el año con solo una caída de 20 por ciento en el número de consultas”, expuso en entrevista.
La Anadim lanzó ayer martes un código de ética para todos los CAF de las empresas miembro, que tiene como objetivo homologar la atención de prestación de servicios a pacientes y familiares y los profesionales que intervienen en el cuidado de estos.
De acuerdo con la Anadim, los CAF de todo el País, tanto de grandes cadenas de farmacias como los consultorios particulares de farmacias independientes, otorgan más de 325 mil consultas al día.
Tan solo los 4 mil 50 consultorios con los que cuenta la Asociación, donde no está incluida la cadena Farmacias de Similares, ni Walmart de México, otorgan 158 mil 400 consultas diarias.
González manifestó que a raíz de la pandemia, el 18 por ciento de los médicos que atendían en los consultorios de farmacia debieron dejar de atenderlos, se encontraban dentro de la población vulnerable ante el Covid-19.