Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno federal alista dos megacontratos multianuales para arrendar 800 camiones de carga y hasta 6 mil 511 automóviles y camionetas.
El nuevo órgano Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), que retoma las funciones que Conasupo desempeñó en el siglo pasado, convocó a licitación para arrendar cien tractocamiones 6 x 4, cien torton 6 x 4 y 600 camiones 4 x 2 tipo rabón, hasta noviembre de 2023.
La Secretaría de Hacienda, por su parte, desahoga un concurso para la contratación consolidada del arrendamiento de la flota vehicular de 45 secretarías de Estado, órganos desconcentrados, descentralizados y el ISSSTE, que estará vigente durante tres años.
Esta contratación será abierta y Hacienda fijó un presupuesto máximo a ejercer de 3 mil 417 millones de pesos, con IVA incluido. Se requieren hasta 6 mil 511 unidades entre sedanes, pick ups, SUV de siete pasajeros, camionetas Van de carga y de pasajeros, camionetas de 3.5 toneladas y motocicletas.
La convocatoria de Segalmex no menciona presupuesto a ejercer, pues el número de camiones que requiere es fijo.
La magnitud de los contratos implica que solo las empresas más grandes del sector podrían brindar el servicio, por el cual la arrendadora se hace responsable de todos los mantenimientos, placas, trámites, impuestos, pólizas de seguro, pagos de multas y reemplazo de unidades.
“El número de vehículos es tan alto, que se limita la libre participación, dejando fuera a las micro, pequeñas y medianas empresas”, señaló la firma Ingente en una junta de Segalmex, previa a la convocatoria.
El servicio solicitado por Hacienda se divide en nueve partidas, según el tipo de vehículo, y cada partida podría repartirse hasta entre tres empresas.
Sin embargo, si las cotizaciones que terminen en segundo y tercer lugar son 5 por ciento superiores a la más baja, el contrato será en su totalidad para esta última.
“Si no se amplía el rango de porcentaje entre la propuesta más baja y las demás fuentes de abastecimiento, se podría beneficiar a los proveedores que tienen el monopolio del mercado”, advirtió la empresa Supervisión Técnica del Norte, una de 16 competidoras.
Casanova, Jet Van Car Rental, Integra Arrenda y Arrendomovil son firmas que han dominado este tipo de contratos en años recientes, entre los que destacan las flotas de Pemex, la CFE, el INE y el IMSS, que no son parte de esta licitación.
La empresa Pe y Pe de México reclamó airadamente a Hacienda por pedir requisitos que dejan fuera ciertos modelos de Mitsubishi, como el sedan de tres cilindros Mirage G4 -los sedanes tienen que ser de cuatro cilindros-, la pick up L200 o la SUV Outlander.
Para el servicio a Segalmex, marcas como Navistar, Freightliner, Dina, Kenworth y Volvo son las que tienen capacidad de proveer las unidades, que tendrán que ser reemplazadas tras recorrer dos millones de kilómetros.
Los trece puntos de entrega fijados por Segalmex -tres de ellos en Oaxaca- operan como almacenes de Diconsa.

¡Participa con tu opinión!