Ricardo Álvarez Jiménez, presidente del Consejo Estatal Agropecuario, señaló que se han encarecido numerosos insumos del sector primario, ya que al menos un 70% se encuentran tasados en dólares, situación que está complicando sus costos de operación, y que en el transcurso del año muy probablemente se verá reflejado en el precio al público de estos alimentos.
Comentó que si bien la moneda mexicana ha tenido una recuperación las últimas semanas, el dólar sigue estando dos pesos más caro que el año pasado y casi seis pesos más si se compara con el tipo de cambio registrado en 2015, lo cual ha impactado al sector en la compra de agroquímicos, fertilizantes, así como equipos y refacciones para los tractores; a lo anterior, se debe añadir el alza del 20% en el precio del diésel que se registró en enero del presente año.
Ricardo Álvarez comentó que muchos precios se irán ajustando conforme las cosechas salgan al mercado, trayendo beneficios para los productores, quienes podrán vender “a un precio prácticamente de dólares”; si bien, esto dependerá de los mercados internacionales que se rigen por los commodities de la bolsa de valores, la proyección es que quienes cultivan maíz este año no recibirán un precio ínfimo por sus cosechas.
Detalló que este fenómeno se va a dar paulatinamente, conforme se vayan dando las cosechas de maíz, que a nivel nacional son tres las más significativas: la de Sinaloa, la de los estados del bajío, y la de Tamaulipas, mismas que se dan en distintas fechas, y se tiene estimado que en cuanto vayan saliendo las cosechas se irán actualizando esos precios.
Por último, el presidente del Consejo Estatal Agropecuario manifestó que en cuestión de vegetales, México exporta una gran cantidad de su producción; por esta cuestión, los productores de hortalizas están recibiendo un buen precio por su producto, mientras que en el mercado nacional es probable que también se dé una tendencia alcista, pero la cotización de estos alimentos se va a ir acomodando poco a poco.