Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Oposición advirtió que la reforma eléctrica planteada por el Gobierno federal será frenada en el Senado.
Esto porque, consideran, las indemnizaciones por la cancelación de contratos para generar energía si tendrán que pagarse a la IP con cargo a los ciudadanos y porque la Comisión Federal de Electricidad (CFE) será incapaz de generar el suministro suficiente.
Es decir, advirtieron el riesgo de que haya apagones y más contaminación por la carencia de energías limpias.
«Yo le llamo la reforma ‘Bartlett’ porque esta reforma fue redactada por la CFE, Bartlett es un hombre acostumbrado al autoritarismo, a la extorsión, al chantaje, y eso se vio en el 88, eso es lo que representa, parte en esa personalidad que no ha cambiado», dijo la Senadora panista Xóchitl Gálvez.
No obstante, confió en que esa propuesta federal no tenga avance en el Senado.
«Yo no veo los votos para que esta reforma constitucional pase, yo creo que en el momento en que se vayan aclarando las mentiras del Gobierno, porque hay varias mentiras, primero que los mexicanos pagan más que los privados».
Para Gálvez el tema de fondo es que la medida violaría el T-MEC, al afectar la libre competencia.
«Él (Bartlett) no puede decir que cancela un contrato, primero porque al día siguiente que cancelas un contrato dejas de generar y entonces muchas industrias no van a poder recibir a sus empleados, las automotrices, las acereras, porque producen energía para hacer sus productos.
«Entonces provocaría un gran caos por qué, porque sería ilegal producir energía, entonces es un irresponsable», lanzó la panista.
El viernes el director de la CFE, Manuel Bartlett, advirtió que no se responsabilizará de las compensaciones que implica la cancelación de contratos con la iniciativa privada del sector energético.
Ante ello, el Senador de Movimiento Ciudadano, Noé Fernando Castañón, calificó de ofensivas las declaraciones del directivo al Poder Legislativo y que la reforma tiene una propuesta de los años setenta.
Explicó que la iniciativa contiene múltiples declaraciones y cuestiones que, alertó, se alejan de la propia realidad que plantea la propuesta.
«Como está planteada nosotros no vamos a acompañar esa propuesta en el Senado, regresaríamos a los años setentas», adelantó.
En tanto, el Senador priista Ángel García Yañez criticó que las declaraciones de Bartlett son retadoras tras asegurar que pasará la reforma.
«Así como esta iríamos hacia atrás, habría pérdidas en la IP de millones de pesos, la competitividad la va a manejar el gobierno y al no haber competitividad va a aumentar el precio, probablemente se pueda escasear la energía e irnos acostumbrando a los apagones», consideró.
El tricolor reprochó además que la reforma no atienda las energías limpias y que se siga contribuyendo al cambio climático con el uso de combustóleos.
Asimismo, el PRD advirtió que con la iniciativa peligra la producción de energías lo que provocará apagones y las indemnizaciones estarán a cargo de los ciudadanos.
«Cancelar esos contratos con la iniciativa privada sí se tendrán que pagar indemnizaciones que le costarán a la gente, además de que se dejará de producir energía y se provocarán apagones que afectarán a la población y a la producción, lo que es una muestra más que la prioridad no es el bienestar de las familias mexicanas sino intereses y caprichos de pandilla cercana al presidente de la República», dijo el líder nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano.
Afirmó que la coalición legislativa Va por México frenará el avance de esa iniciativa.