Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Debido a que la demanda ha sido mayor de lo esperado, el Instituto Nacional Electoral (INE) prevé aumentar los recursos destinados a la liquidación de personal que ha solicitado el retiro voluntario.
En entrevista, el consejero presidente, Lorenzo Córdova, detalló que con corte al lunes 15 de octubre, que fue el último día para solicitar el retiro voluntario, el INE ha recibido más de 500 solicitudes por parte de trabajadores interesados en formar parte de ese mecanismo.
Por ello, Córdova anticipó que el presupuesto establecido de 218 millones de pesos para cubrir las liquidaciones, va a ser aumentado en un porcentaje que aún no ha sido definido.
Esto porque, aclaró, aún está pendiente de analizarse si dichas solicitudes de retiro cumplen con los requisitos establecidos en la convocatoria, entre ellos el de haber trabajado al menos 10 años en la institución.
“Tendrán que analizarse cuáles (solicitudes) son procedentes y, si hay necesidad, en su momento la Junta General Ejecutiva tomará la decisión para poder eventualmente inyectar más recursos y permitirle a la gente que desea cerrar su ciclo en el INE que lo haga de la mejor manera”, sostuvo.
Córdova refirió que el retiro voluntario es un mecanismo que el INE implementa desde hace muchos años.
Además, justificó que, gracias a los trabajadores, el Instituto organizó este año unas elecciones exitosas, por lo que los que aquellos que se retirarán de manera voluntaria podrán irse con la frente en alto.
En el caso de que haya un incremento en el monto destinado para liquidar a los trabajadores, el dinero será sacado del presupuesto del 2018 y del Fideicomiso para Atender el Pasivo Laboral.
No obstante, el consejero presidente reiteró que el INE para el próximo año pedirá un presupuesto racional, pero que no comprometa las funciones que constitucionalmente tiene encomendadas, como la emisión de las credenciales de elector y la organización de las elecciones.