Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La farmacéutica CanSino publicó recientemente en la revista The Lancet los estudios de fase 3 de su vacuna contra Covid-19, que demuestran una efectividad de 96 por ciento contra la enfermedad grave; sin embargo, esto no agilizará el proceso de aprobación por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), además de que al ser un biológico chino este proceso es más tardado, indicó Annette Ortiz Austin, directora de Epic Research y responsable del estudio de la vacuna.

«Al ser una vacuna fabricada en China no tiene convenios de seguimiento entre entidades regulatorias, por lo que el proceso es más tardado, hay muchas inspecciones y auditorías que se tienen que hacer, quizá otros laboratorios no tuvieron que entregarlas dado que sus agencias son las que regulan; creo que es un tema de tiempo; todo se ha entregado», explicó.

La experta aseguró que esperan tener respuesta en las próximas semanas y meses por parte de la OMS y desde hace cuatro meses el laboratorio ha entregado todo lo que ha solicitado el organismo internacional.

«Estamos esperando que la OMS termine de verificar y su proceso interno de aprobación; esto ya se presentó desde hace cuatro meses. Sin embargo, no somos los únicos que estamos buscando tener la autorización. La OMS tienen sus propias metodologías, tiempos y rigurosidad; todo se ha ido respondiendo y entregando».

Aseguró que la publicación de los resultados en The Lancet posibilita que muchas personas tengan acceso a los datos: sin embargo, a organismos regulatorios se ha ido entregando la información conforme se ha obtenido.

«No es que no tengamos resultados, es que han ido entregando a quienes se deben entregar; en este caso a los organismos evaluadores.

¡Participa con tu opinión!