Concesionarios del transporte público urbano, pretenden un ajuste en las tarifas hasta de 11 pesos, al considerar que la calidad del servicio ha mejorado con la entrada en circulación de unidades de modelo reciente.

La diputada presidenta de la Comisión de Transporte Público Gladys Ramírez Aguilar, calificó como desatinada la intención de los concesionarios, al indicar que de manera general los usuarios continúan enfrentando deficiencias en el servicio.

La legisladora panista manifestó que el Consejo Consultivo recibió formalmente la petición de los concesionarios, quienes una vez más, han asegurado que para lograr otros alcances que permitan elevar la calidad del servicio, es necesario actualizar los costos de los pasajes.

Sin embargo, la diputada criticó que todavía se siguen observando unidades en mal estado, tanto física y mecánicamente, tiempos de espera prolongados y deficiencias en general.

Exhortó a las autoridades correspondientes, no ceder a las presiones de los propietarios de los camiones urbanos hasta que realmente se note una mejora real en todos los aspectos. Esto luego de que consideró, en cada petición los concesionarios prometen nuevas mejoras sin que éstas sean cumplidas a cabalidad.

“No estoy de acuerdo, Consejo Consultivo nos externó la pretensión de un aumento, no estamos de acuerdo porque siempre manejan que si hay aumento hay mejoras o de lo contrario seguirán en la misma línea, y al final no cumplen. Seguimos viendo unidades en mal estado y eso habla de que no han cumplido”, concluyó.