El Instituto Nacional Electoral (INE) analiza criterios generales para dar mayor participación ciudadana en los debates que sostendrán los candidatos a la Presidencia de la República, el Senado y la Cámara de Diputados en 2018.
Con el objetivo de «elevar su calidad», la Comisión Temporal de Debates discutirá un acuerdo que propone flexibilizar el formato de los encuentros.
«(Busca) establecer y promover mecanismos para que la ciudadanía participe en el desarrollo de los debates, ya sea de forma presencial o a través de algún medio de comunicación alternativo, entrevistas o sondeos previos, entre otros», dice el documento.
Sugiere también que universidades e instituciones académicas locales con prestigio sean sede de los debates en las entidades federativas.
El acuerdo propone ampliar la función de los moderadores, a fin de que no sean sólo administradores del tiempo de intervención de los candidatos, sino que puedan ordenar la discusión, hacer preguntas a los participantes y pedir pronunciarse sobre temas específicos.
También plantea que los temas abordados en los debates respondan a problemas particulares de la entidad en la que se lleven a cabo.