El coordinador general del Movimiento Nacional por la Esperanza, René Juvenal Bejarano, hizo un llamado a los liderazgos locales de Morena para canalizar sus esfuerzos a la generación de adhesiones y no de enemistades, peor aún si son al interior del partido.
De visita por Aguascalientes para encabezar una reunión nacional de líderes, en la búsqueda de engrosar las filas del MNE, recordó a los morenistas locales que cuando las fuerzas políticas apuestan a aspiraciones personales, terminan divididas y decepcionando a la población.
En conferencia de prensa, apostó para que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, presentado este domingo al Congreso de la Unión, sea aprobado como se propone, antes del 25 de diciembre, con la finalidad de que los estados puedan hacer los ajustes correspondientes a su gasto local.
Y es que la propuesta presidencial lleva plasmados los principios de la llamada Cuarta Transformación, donde la austeridad y disminución de gastos innecesarios, por suntuosos, es el criterio prioritario.
En ese sentido, descartó para Aguascalientes una disminución sustantiva de su presupuesto, si bien, tampoco habrá un aumento, ya que éstos estarán dirigidos al fortalecimiento de los municipios del país, a razón de un 7% en términos reales promedio.
René Bejarano recordó que el gasto prioritario y que sí crecerá será precisamente el que se enfocará hacia el desarrollo social a través de los programas previstos por el presidente de México.
Es decir, el sector salud y su federalización presupuestaria, la construcción de cien universidades nuevas, pensión universal para los adultos mayores, el programa de Canasta Básica Alimentaria, apoyos a personas con discapacidad y entrega de microcréditos, entre otros.
Refirió además que una vez que se ponga en marcha el Tren Maya, se valorará retomar el proyecto de tren rápido entre Querétaro y la Ciudad de México para, enseguida, proyectar la expansión del servicio ferroviario de pasajeros a otros puntos del país, donde Aguascalientes estaría siendo conectado desde Querétaro.
Aseguró que el plan es viable, redituable, hay infraestructura, es económico para la población y ayudaría a desahogar carreteras y también la saturación de los servicios aéreos.