Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente ruso, Vladimir Putin, informó que su Gobierno aprobó la primera vacuna contra el Covid-19 en el mundo, un anuncio que provocó escepticismo internacional porque la inmunización no ha concluido todas las pruebas clínicas, lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a pedir calma.
Putin aseguró que la vacuna -nombrada Sputnik V en referencia al primer satélite lanzado por los rusos y el mundo- fue sometida a todos los ensayos necesarios, en los que se demostró que proporciona una inmunidad duradera contra el nuevo coronavirus. También contó que una de sus dos hijas fue inoculada.
“Debemos estar agradecidos con quienes hicieron que ese primer paso fuera muy importante para nuestro país y el mundo”, señaló el Mandatario.
Las autoridades rusas no han ofrecido ninguna prueba que respalde las afirmaciones de seguridad o eficacia.
Científicos en Rusia y otros países reaccionaron con alarma, al argumentar que apresurarse a ofrecer una vacuna antes de la etapa final de estudios clínicos puede ser contraproducente.
La OMS recibió con cautela la noticia, y señaló que la vacuna rusa, como el resto, deberá seguir los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo.
“Acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad”, sostuvo el portavoz Tarik Jasarevic.
Las autoridades rusas dijeron que la producción de la vacuna a gran escala comenzará en septiembre y las campañas masivas de vacunación en octubre. La inmunización a médicos podría iniciar este mes.
Los ensayos para la aprobación de una inmunización constan de tres fases. En la primera se suministra en decenas de personas, en la segunda se prueba en cientos y en la tercera se proporciona a miles.
La última información disponible indica que Moscú comenzó en junio la etapa inicial con 76 voluntarios. La vacuna de la firma estadounidense Moderna, mientras tanto, se encuentra en la última fase con 30 mil individuos, al igual que el proyecto de la empresa Pfizer.

ASÍ LO DIJO
“La aprobación acelerada no convertirá a Rusia en el líder de la carrera, solo expondrá a quienes reciban la vacuna a un peligro innecesario”.
Asociación de Ensayos Clínicos de Rusia

“Cualquier problema con la campaña de vacunación de Rusia podría resultar en un desastre por sus efectos negativos en la salud y por la posibilidad de que la población pueda no aceptar más adelante otra vacuna”.
Francois Balloux, experto de University College London.

“Esencialmente, Rusia está realizando un experimento poblacional con la vacuna”.
Ayfer Ali, especialista en desarrollo de fármacos

Aprobación internacional
El proceso de precalificación de vacunas de la OMS busca garantizar que las inmunizaciones son seguras y eficaces, y provee a los estados miembros información necesaria para su eventual compra.
-Revisión de las formas de producción y de los elementos usados para su elaboración.
-Verificación de buenas prácticas clínicas y de laboratorio en los estudios de la vacuna.
-Auditoría a las instalaciones de fabricación con la autoridad reguladora nacional responsable.
-Se evalúa la termoestabilidad, presentación, etiquetado y condiciones de envío del producto.
-Si la vacuna pasa la examinación, la OMS le da la precalificación.