Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Tras informar que el martes fueron vacunados 604 mil 65 mexicanos, cifra récord en un día, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, presumió que tras las vacaciones de Semana Santa no se presentó la tercera ola de contagios en el país que temían.
“(En) Semana Santa decidimos no avanzar en la vacunación a personal educativo para asegurarnos que no se presentara la tercera ola y entonces concentramos el esfuerzo de vacunación en la megalópolis, las seis entidades federativas junto con la Ciudad de México que tenían el mayor riesgo de presentar esta tercera ola”, detalló.
“Muy afortunadamente la tercera ola no se presentó, era nuestra obligación decir que podía existir ese riesgo para llamar a la población a tener mayor cautela, pero hubo éxito, no se logró que ocurriera la primera ola, lo cual es muy positivo”, señaló.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó ayer que llegó un millón de dosis de Sinovac que serán destinadas a completar los esquemas de vacunación.
Aseguró que no han tenido problemas de abasto.
“Tenemos dos ventajas: Una, que ya se están envasando vacunas en el país (…) Fue realmente un éxito el haber montado dos plantas, el que se haya permitido la instalación de dos plantas para el envasado de vacunas, porque eso no lo tienen en otros países”.
Lo segundo, apuntó el mandatario, es que México mantiene muy buenas relaciones con farmacéuticas y gobiernos de todo el mundo que están enviando vacunas.
“Es de reconocer lo que ha hecho la farmacéutica Pfizer, que no ha dejado de cumplir y ahora ya nos van a enviar vacunas de Estados Unidos, se logró eso”, destacó.