Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Un día después de la renuncia al PAN de la senadora Martha Cecilia Márquez, tras 18 años de militancia, el dirigente de ese partido, Marko Cortés, presumió el reingreso de «cientos» de ex militantes.

El líder, a quien Márquez acusó de dirigir mal al partido y solapar la corrupción, informó la reincorporación de 81 ciudadanos que tomaron el Primer Taller de Reafiliación.

«Cabe destacar que, además de estas 81 personas, José Luis Luege Tamargo, ex director de la Comisión Nacional del Agua, y así como nuestra querida Tere Gómez Mont (ex diputada) también han solicitado su reingreso al PAN, así como cientos de ex militantes en todo el País», afirmó.

En un comunicado, Cortés recordó que desde el inicio de su gestión buscó el reencuentro con panistas que habían dejado el partido.

«Por eso fue por el ex Presidente Fox, buscó a Calderón y a Margarita Zavala, quien hoy es vicecoordinadora del PAN en la Cámara de Diputados, así como el retorno de Ana Teresa Aranda y Alfonso Martínez, entre otros», indicó.

El primer Taller de Reafiliación al PAN fue organizado por la Secretaría de Formación y Capacitación, y participaron como ponentes, entre otros, el director General de la Fundación Rafael Preciado, Julio Castillo López, y el filósofo Javier Brown.

«Son bienvenidas las críticas siempre y cuando vengan acompañadas de compromiso y trabajo», expresó el dirigente.

La senadora Martha Márquez, ex integrante del Comité Directivo del PAN en Aguascalientes, renunció este viernes, tras una reunión con Cortés.

«Como presidente de Acción Nacional, Marko Cortés, has tenido conocimiento de actos de corrupción de un Gobierno (Alcaldía de Aguascalientes) emanado del partido, y tu dirigencia no ha hecho nada para su aclaración, ni mucho menos solucionarlo. El PAN no merece estar dirigido por corruptos», acusó.

Tras su renuncia, con la que el blanquiazul se quedó con 22 senadores, de un total de 128, varios militantes del partido cuestionaron el liderazgo.

«Esto pasa en Acción Nacional por tener una dirigencia soberbia y derrotista», dijo el Gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco.

El senador Damián Zepeda consideró que la renuncia de Márquez dejaba al descubierto la crisis que enfrenta el partido, con una dirigencia «que no escucha y que rehúye los problemas».