Claudia Guerrero y Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su Gobierno sacó a Petróleos Mexicanos (Pemex) del hoyo en el que se encontraba.

Esto, pese a que apenas el 27 de julio Moody’s rebajó la calificación de Pemex de Ba2 a Ba3 y mantuvo la perspectiva negativa, debido los crecientes riesgos financieros y de negocio, ya que la empresa del Estado enfrenta pesadas deudas.

“Nosotros nos hemos dedicado a fortalecer a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad y ya sacamos a Pemex del hoyo en el que se encontraba”.

Pemex es la empresa más endeudada del mundo y al 31 de marzo pasado registró una deuda total por 2 billones 348 mil millones de pesos, apenas 4.6 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado. Sin embargo, su deuda de corto plazo creció 83 por ciento respecto al mismo lapso de 2020, al alcanzar los 475 mil millones de pesos.

“En 14 años consecutivos se cayó la producción, 14 años y llegamos, se detuvo la caída y ya estamos de nuevo extrayendo más crudo (…) En 1994 fue la producción mayor en la historia del petróleo, 3 millones 400 mil barriles diarios, pero a partir de ahí, para llegar a eso, echaron a perder los campos”.

Explicó que cuando llegó al Gobierno, la producción era de un millón 700 mil, la mitad de la producción máxima.

“Ahora estamos descubriendo nuevos yacimientos en tierra, en aguas someras y estamos sacando adelante a Pemex”.

El Mandatario federal aseguró además que se restablecerá la producción tras el incendio en la plataforma E-KU-A2.

“A pesar de ese accidente se va a restablecer la producción pronto y vamos a cumplir con el plan que tenemos”.

El incendio registrado la tarde del domingo en la plataforma E-KU-A2 de Pemex dejará una afectación de 421 mil barriles por día, equivalentes a 24.1 por ciento de la producción total de la petrolera, de mil 746 millones de barriles diarios.

El jefe del Ejecutivo que este año se terminará con una producción de 1 millón 800 mil barriles diarios en promedio.

“También establecimos como meta no extraer más de 2 millones de barriles, porque solamente vamos a extraer lo que se va a requerir para producir las gasolinas en México, porque ya no vamos a vender petróleo crudo al extranjero”, reiteró.