Claudia Guerrero
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que es un asunto político las presiones en materia energética con los Gobiernos estadounidense y canadiense.

«Yo pienso que sí (se revisará lo del T-MEC con Antony Blinken en septiembre), porque nosotros consideramos que no es un asunto técnico, es un asunto político. Llevamos muy buena relación en lo económico, por eso digo que es un asunto político», comentó López Obrador.

A finales de julio, Estados Unidos y Canadá solicitaron al Gobierno de México iniciar consultas bajo el T-MEC por sus políticas energéticas, pues dejan de lado a las empresas estadounidenses para favorecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex).

Esta mañana, en conferencia en Palacio Nacional, el Mandatario federal dijo que estas disputas con EU se dan ya que en ese país habrá elecciones intermedias en noviembre y eso provoca que las «pasiones se desborden».

«También entendemos de que hay elecciones en noviembre en Estados Unidos y, como suele pasar en todo el mundo, en vísperas de las elecciones hay excesos, se desbordan las pasiones», agregó.