La Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha comenzado a emitir requerimientos de pago extrajudicial, contra usuarios que adeuden varios bimestres del servicio como medida de presión para que los morosos se pongan al corriente. De acuerdo con el documento enviado a los domicilios, anexado a los recibos más recientes, se advierte que de no saldar el consumo, las personas enfrentarían intereses moratorios, embargo de bienes de hasta tres veces el monto de lo adeudado, gastos de cobranza y costas procesales hasta la fecha de ejecución.

La notificación extrajudicial está sustentada de acuerdo con lo estipulado en el Artículo 41 de la Ley de la Industria Eléctrica y de su propio reglamento, que establece además la suspensión del servicio. Precisan que en caso de que los afectados se reconecten a las líneas de conducción sin haber realizado el pago correspondiente, se podrían enfrentar sanciones con una pena hasta de 10 años de prisión, al ser considerado un delito federal. Aquellos usuarios que han recibido la notificación, cuentan con un plazo de 72 horas para ponerse al corriente o de lo contrario enfrentarán el proceso jurídico en su contra.

Finalmente, la CFE detalló que de hacer caso omiso al requerimiento de pago, los morosos serán reportados ante el Buró de Crédito, por lo que se invita a acudir a cualquiera de los centros de atención a clientes, a regularizar su situación dentro de los tres primeros días posteriores al recibir la notificación.

De acuerdo con el comunicado, los usuarios que se reconecten a la red eléctrica sin haber saldado su adeudo, podrían meterse en serios problemas con la justicia y terminar tras las rejas.