Diego Martínez 
Agencia Reforma

CDMX.- La tercera guerra se avecina. El Campeón Mundial del peso Completo del CMB, Tyson “El Rey Gitano” Fury, se medirá de nuevo contra Deontay “El Bombardero de Bronce” Wilder el 24 de julio en la T-Mobile Arena de Las Vegas.
Fury noqueó en la segunda pelea a Wilder -febrero de 2020-, y dice que eso no lo puede olvidar el estadounidense.
“La paliza de la última pelea entre nosotros tuvo un efecto físico, mental y emocional en su vida. Me preocupé por él tras la manera en que lo derroté”, dijo Fury en la conferencia que se realizó en The Novo by Microsoft del L.A. Live.
En la primera pelea entre ambos, en noviembre de 2018, se dio un empate.
Wilder dice que la historia será distinta y que es hora de retomar el cetro que era suyo.
“Ya hemos dicho todo. Es hora de arrancarle la cabeza. Habrá sangre derramada el 24 de julio. Compren sus entradas ahora y los veré pronto.
Un montón de cosas serán distintas en esta pelea. El mundo lo verá el 24 de julio. Revelaré todo lo que he estado tramando”, dijo.