Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Le tomó la mayor parte de sus 60 años de existencia y más de 2 mil millones de dólares a los Raiders tener la posibilidad de estrenar un estadio propio, algo que harán esta noche ante los Santos de Nueva Orleans.
El último sacrificio que hicieron los “malosos” para ser dueños de su inmueble fue dejar Oakland para mudarse a Las Vegas, cambio que se autorizó hace tres años y apenas pudo consumarse.
“Tiene todo lo que te imaginas y no puedo esperar para compartirlo con los aficionados. Gente de todo el mundo, del entretenimiento, van a estar aquí. Va a ser el lugar de moda, si me lo preguntan. Es el mejor lugar que he visto”, aseguró el head coach del equipo, Joe Gruden.
Por lástima, todos los aficionados que han esperado por la inauguración del Allegiant Stadium deberán trabajar en su paciencia y aguantar, por lo menos, un año más para conocer el estadio que tiene aforo para 65 mil personas.
Por lo pronto, los fanáticos de los Raiders tendrán que conformarse con ver por televisión el duelo ante los Santos, donde se celebra el aniversario 50 del Lunes por la Noche, que incluirá un concierto de medio tiempo de la banda de rock “The Killers”, originaria de Las Vegas, que grabó su concierto desde el techo del famoso hotel Caesar’s Palace.