Yanireth Israde
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El INAH presentó ayer una denuncia de hechos por presunto daño al patrimonio arqueológico y quebrantamiento de sellos en Oztoyahualco, área protegida de Teotihuacán donde se efectúan obras ilegales, aparentemente para construir un parque de diversiones.
Aunque las labores que involucran maquinaria y trascabos fueron suspendidas dos veces por las autoridades de la Zona Arqueológica, éstas continuaron, confirmó el director del sitio, Rogelio Rivero Chong.
REFORMA dio cuenta de la alerta que presentaron investigadores ante las autoridades por la construcción ilegal.
En Oztoyahualco, sitio que albergó la ciudad antigua de Teotihuacán, se hallan unos 24 basamentos arqueológicos que pueden ser domésticos o altares -no se sabe, pues no han sido excavados- y montículos, además de una caverna, explicó Rivera Chong.
A principios de marzo se suspendieron por primera vez las obras en el predio de 7 hectáreas, ubicado en el área B, pero los sellos fueron quebrantados.