Presentó la senadora Martha Márquez su propuesta de contrarreforma de la Ley General de Salud, la cual busca revertir las modificaciones que sufrió a finales de 2019, a fin de garantizar la salud digna para todos los mexicanos y llamó a todos los grupos parlamentarios a sumarse, ante la grave situación en que se encuentra el país en dicho rubro.

En conferencia de prensa, la legisladora panista por Aguascalientes destacó que dicha propuesta busca regresar la dignificación, ante la falta de atención especializada, el desabasto de medicamentos y la deficiencia en el servicio, lo que ha ocasionado un serio decremento en la progresividad de este derecho, confirmado incluso por el Coneval de que los mexicanos hoy tienen menos acceso a la salud.

Detalló que su propuesta busca desaparecer el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) e implementar una Comisión Nacional de Protección Social como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud para garantizar la eficiencia en el servicio y suministro del Sistema Nacional de Salud.

Asimismo, propone que se regrese el Fondo de Gastos Catastróficos, el cual en una primera instancia deberá atender el diagnóstico y tratamiento del cáncer, problemas cardiovasculares, enfermedades cerebrovasculares, lesiones graves, rehabilitaciones a largo plazo, VIH/SIDA y todos los cuidados intensivos neonatales, trasplantes y diálisis, para el cual pide que se otorgue el recurso suficiente.

Pide que se quite el control paternalista y centralista que tiene el Gobierno Federal en el rubro de salud y descentralizarlo, para que el Sistema de Protección Social en Salud sea financiado por la Federación y las entidades federativas; además de regresar a un esquema similar al que manejaba el Seguro Popular, obligando al Gobierno Federal a cubrir una cuota anual por cada persona beneficiaria del Sistema de Protección Social en Salud; además de que la ciudadanía pueda tener suficiente abastecimiento de medicinas y un servicio integral digno, que garantice el primero, segundo y tercer nivel de atención.

Por lo anterior, Márquez Alvarado hizo un atento llamado a todas las fracciones parlamentarias en el Senado a sumarse a dicha iniciativa, sabedores de que hay un fuerte problema de salud en el país. “Nuestro país ya no aguanta en materia de salud, las familias ya están cansadas de luchar, los niños con cáncer han sido revictimizados y esto no puede seguir así. Esta contrarreforma viene a garantizar el acceso a la salud como lo tenían los mexicanos, antes de una reforma equívoca por parte del Gobierno Federal”.