Rolando Herrera 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de la Función Pública (SFP) informó que todos los integrantes del Gabinete legal ya cumplieron con su obligación de actualizar su situación patrimonial y de conflicto de intereses.

El último en modificar sus datos fue el Secretario de Salud, Jorge Alcocer, quien este miércoles realizó la actualización de su patrimonio reportando los ingresos que tuvo durante 2019.

La Ley General de Responsabilidades Administrativas establece que, durante el mes de mayo de cada año, todos los servidores públicos del país deben actualizar su declaración patrimonial y de intereses.

Este año, el primero en que se realiza con los nuevos formatos derivados de la ley conocida como 3de3, se amplió el plazo hasta el 31 de julio debido a la emergencia sanitaria por Covid-19.

En un comunicado, la SFP indicó que los nuevos formatos permiten recabar más y mejor información, como los ingresos detallados de los servidores públicos.

“La secretaria (Irma Eréndira) Sandoval Ballesteros ha subrayado que sólo en 2018 se recibieron 269 mil 180 declaraciones, de las cuales únicamente se hicieron públicas 72 mil 50, es decir, el 26%. En cambio, este año, el patrimonio declarado por las personas servidoras públicas puede ser consultado en su totalidad”, señaló la SFP.

Los nuevos formatos, aprobados por el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y publicados el 23 de septiembre de 2019 en el Diario Oficial de la Federación, explicó la Secretaría, garantizan el derecho constitucional a la protección de los datos personales, con lo que se evita poner en riesgo la integridad y la información de las personas.

La SFP indicó que, durante la discusión de los formatos Sandoval Ballesteros se pronunció a favor de que los servidores públicos declaren sus bienes en copropiedad con terceros, así como todo el patrimonio de dependientes económicos y cualquier tipo de pareja, como las sociedades de convivencia.

Sin embargo, esta información sólo está disponible para las autoridades, debido a que como involucran datos de terceros el Comité optó por reservarla y por lo tanto no es consultable públicamente.

“Los formatos constituyen un importante paso hacia la transparencia y cierran espacios a la opacidad, al ser verdaderos mecanismos de rendición de cuentas, de prevención de corrupción y de detección de faltas como el enriquecimiento ilícito”, expuso la Secretaría.