GUADALAJARA, Jalisco.- La recuperación en movilidad de Vicente Fernández, quien padece el Síndrome de Guillain-Barré, será muy lenta, de acuerdo con un comunicado médico compartido por la familia Fernández Abarca.
Ayer se cumplieron 30 días de que el ‘Charro de Huentitán’ permanece internado en el hospital. En un informe médico, se reveló que la condición del cantante sigue siendo estable, con evolución estacionaria.
“(Vicente Fernández) ha presentado leve inflamación de sus vías respiratorias por vinculación a ventilación asistida. Su alimentación continúa a través de sonda de gastrostomía por incapacidad en la deglución. La recuperación en movilidad derivado de su enfermedad será muy lenta”, se expuso.
Sin embargo, el intérprete está despierto y sin medicamentos que afecten su estado, además de que sigue en terapia intensiva bajo estrecha vigilancia médica.
“Continúa con traqueostomía, aún dependiente de apoyo respiratorio en forma intermitente, ya que persiste con debilidad en los músculos de respiración”.
El Síndrome de Guillain-Barré, que padece Vicente Fernández, provoca la inflamación de nervios periféricos y limita el movimiento. Esta enfermedad no tiene cura y se presenta primero con debilidad en las piernas, para luego progresar hacia el cuerpo.
La especialista en medicina de rehabilitación neurológica, Beatriz Pérez Hernández, dijo que el Síndrome de Guillain-Barré puede ser ocasionado por infección previa por compromiso inmunológico.
Vicente Fernández entró al hospital por una caída para ser sometido a una cirugía de cervical, pero permanece hospitalizado tras ser diagnosticado con Guillain-Barré. (Abril Valadez/Agencia Reforma)