El Instituto de Educación de Aguascalientes se ha comprometido con los Institutos Nacional y Estatal Electorales a tener habilitados todos los planteles educativos necesarios para la jornada comicial del 6 de junio, a fin de que los ciudadanos puedan emitir su voto, y para ello se procederá a realizar trabajos especiales en las escuelas que requieren labores de mantenimiento.
Raúl Silva Perezchica, titular del IEA, señaló que incluso el INE o el IEE cuentan con recursos para apoyar a las escuelas para la instalación de las casillas y aquellos planteles que cuentan con personal de apoyo estarán colaborando en todo lo necesario para que las instalaciones físicas se encuentren al 100% en sus servicios públicos.
Agregó que el IEA ha solicitado a ambos institutos electorales que su personal colabore con la habilitación de espacios escolares y de esta manera se pueda desarrollar tranquilamente la jornada comicial del proximo mes de junio.
FALTAN MANOS. Respecto al personal de apoyo de las escuelas de nivel básica, mencionó que la mayor parte de los planteles no cuentan con estos colaboradores para las diversas labores de limpieza o mantenimiento dentro de los planteles.
Indicó que apenas una tercera parte del total de los edificios tienen más de seis grupos. En la ciudad capital se ven aparentemente muchas escuelas de tamaño grande, pero la realidad evidencia que la mayoría son de tamaño chico.
Aquellas escuelas con más de 20 o 30 grupos sean primarias o secundarias, sigue siendo un solo plantel y la gente no dimensiona si es grande o chico, por ello la mayor parte de las escuelas no cuenta con el personal de apoyo, porque hay reglas para que se concrete esa asignación.
Una primaria debe tener seis grupos o más con maestro directo para tener un director técnico y su intendente. Y cuando esto no se cumple, las escuelas quedan a merced de los propios directivos y de los padres de familia para cuidar sus áreas verdes, la limpieza del lugar, el mantenimiento de los servicios públicos como el agua y la luz.
APOYO NECESARIO. Indicó que en el caso de la ciudad de Aguascalientes, las escuelas pagan su agua potable, el resto de los municipios absorben ese servicio. En cuanto a la energía eléctrica, todas pagan sus consumos.
“Por ello se necesita el apoyo de los padres de familia y de las corporaciones policiacas para cuidar el entorno seguro alrededor de las escuelas y de esta manera que se sepa que todos los actores se encuentran involucrados cuidando a esta infraestructura de los niños y de los adolescentes de Aguascalientes”, concluyó.