El presidente estatal de la Asociación de las Instituciones Educativas Particulares, Héctor Sánchez Espinosa, informó que el protocolo sanitario para el regreso a clases se centra en 8 puntos, a fin de recibir de manera híbrida o presencial a la comunidad estudiantil en nivel básico y opcional para la educación media y superior.
Los ocho puntos estarán siendo supervisados y acordados con los padres de familia para garantizar en su momento una reincorporación segura y productiva educativamente.
Hasta ahora la planeación para el retorno a clases presenciales contempla el uso de cubrebocas o mascarilla o ambos en caso de que ese sea el consenso con las comunidades estudiantil y académica, incluidas las asociaciones de los padres de familia.
Asimismo, se aplicaría la toma de temperatura estudiante por estudiante, y el tapete sanitizador para desinfectar los zapatos de cada persona que ingresa a la institución educativa. Después y de manera inmediata se dará el lavado de las manos con agua y jabón, esto a nivel de educación básica.
Se ha decidido que para concluir el lavado de manos, se pondrán gel o espuma antibacterial. Los salones estarán sanitizados previamente para hacer la recepción de los niños o jóvenes, también habrá una limpieza diaria de pupitres y en la primaria mayor se pedirá spray espuma para rociar cada vez que arriba al plantel educativo.
Aclaró que los salones serán previamente sanitizados día a día para que se sientan en plena seguridad de estar en su pupitre y en el salón de clases. Adicionalmente, habrá un escalonamiento de estudiantes en el regreso a las escuelas de manera gradual para mantener la sana distancia.
Habrá dos aspectos que se consultarán a las asociaciones de los padres de familia respecto a la existencia de arcos o lámparas de color violeta sanitizantes, y con esto si se aprueba se llegarían a diez puntos para el regreso a clase presencial en las escuelas particulares, garantizando así que no habrá contagios dentro de las instalaciones.