Laura Elena Rivera Manzanares
El Heraldo

En el transcurso de la semana que inicia, la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec), presentará un paquete de 10 ó 12 medidas que están siendo analizadas por el gobernador Martín Orozco y que permitirán apoyar por entre 12 y 18 meses a micro, pequeños y medianos empresarios, así como a quienes se han autoempleado.
El titular de la Sedec, Manuel Alejandro González Martínez, manifestó que se aprovechará que en este año se ha ejercido poco del presupuesto de esta área, de ahí que tienen poco más del 90% disponible y que puede ser reestructurado para poder aumentar los porcentajes de apoyo, además de tomar algo del Fondo de Estabilización que también pudiera ser destinado a los programas de incentivos y financiamiento.
Asimismo, se tiene previsto poner a la venta todos los bienes inmuebles que tiene el FIADE, producto de los embargos o cesión por pagos de créditos contraídos de los fondos Asunción y Aguascalientes por gente que en administraciones pasadas tuvieron el apoyo y no liquidaron, “la idea es que lo recaudado se destine al Fondo de Estabilización y que llegue a la obra pública, pues es un sector que permite la reactivación económica”.
TODO A SU TIEMPO. En este caso, no es algo inmediato pues se tiene que planear la subasta a precio real de los bienes, lo que permitiría la atracción de más de 1,500 millones de pesos tan sólo para la recuperación del FIADE; “tenemos de dónde echar mano a los recursos, pero se pide paciencia para emitir un plan acorde a las necesidades que se tendrán”.
De la misma manera, expresó que sería imprudente destinar recursos ahora cuando no se sabe bien cuál ha sido la afectación real que tiene cada establecimiento, pues “lo crítico está por vivirse en lo que resta de este mes y el siguiente”, pero antes de que cierre marzo se anunciarán las medidas de apoyo ante la contingencia.
LOS MÁS LASTIMADOS. Se tiene claro que los giros que más resienten la ausencia de clientes por la cuarentena son los comercios, prestadores de servicios y el turismo, en tanto que la industria manufacturera, de confección o mueblera, podrían tener un impacto menor, pero igual requerirán de algún impulso, pues “con este tema, todos salimos perdiendo” y se tendrán esquemas de apoyo diversos.
González Martínez subrayó que las medidas de apoyo económico al sector productivo están bien pensadas y para tener resultados en el mediano plazo, “no nos debe ganar el ansia de sacar algo inmediato y no se atienda la afectación como corresponda en su momento, esto es un problema serio que afectará al Estado y queremos salir con programas contundentes y un análisis financiero responsable”.