Las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del Estado de Aguascalientes buscarán un acercamiento con las diversas organizaciones de concesionarios para identificar e integrar una lista de aquellos trabajadores del volante que se dedican a la rotación de patrón en patrón y en el proceso se roban las liquidaciones, los vehículos y los accesorios.

De igual modo, este proceso de depuración de los choferes que operan en Aguascalientes debe estar acompañado de la Coordinacion de Movilidad para que apoye en el bloqueo de los gafetes a ese personal deshonesto para que no vuelva a robar, y a su vez colaborar con la Fiscalía General del Estado para enviarles el mensaje de abstenerse de esas prácticas ilegales.

Óscar Romo Delgado, presidente de la AUGTEA, indicó que algunos concesionarios han estado batallando para conseguir choferes, ya que hay personal que sólo le gusta trabajar para perderse con las liquidaciones, refacciones, baterías y dejan las unidades abandonadas, y luego se dan un tiempo y vuelven a entrar con otro patrón y así sucesivamente.

A la AUGTEA le preocupa la ocurrencia de esas prácticas porque se pone en riesgo a los pasajeros y por esa situación se requiere un trabajo conjunto para cerrarle la puerta a esos choferes y dejarlos fuera del gremio taxista. Y sólo darles la oportunidad a las personas que realmente quieren prestar un servicio con calidad y calidez.

En los primeros cinco meses de 2021, a diferencia del ejercicio anterior en que se vivía una situación de desesperación por la falta de trabajo, ahora se ha repuntado en el movimiento de pasajeros y permite que los concesionarios y los choferes puedan tener una economía más estable, pero todavía por debajo a lo registrado antes de la pandemia sanitaria.

“Si se toma en cuenta el año 2019, en la actualidad todavía se encuentra un 30% por debajo del movimiento de pasajeros y ese porcentaje se recuperará cuando las escuelas regresen a la actividad presencial”, puntualizó.