Alista el Frente Nacional por la Familia la defensa jurídica de la reforma a la Ley Estatal de Educación recién aprobada por el Congreso del Estado, señaló su coordinador Carlos García Villanueva, quien enfatizó que darán la batalla legal ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación y ante todas las instancias nacionales que haya lugar para defender el derecho que tienen los padres en la educación de los hijos.

El activista social comentó que actualmente el FNF prepara toda la documentación jurídica necesaria para enviar a los diputados del Congreso del Estado, a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, y a los diputados federales y Senadores para que conozcan la opinión de la mayoría de la ciudadanía que representan y que están a favor de esta reforma. Resaltó que una vez que la Suprema Corte de Justicia de la Nación acepte la Acción de Inconstitucionalidad, también el Frente Nacional por la Familia estará dando la batalla legal con su equipo jurídico a nivel nacional.

García Villanueva consideró como acertada la Reforma a la Ley de Educación del Estado ya que incluyó a los padres de familia en el tipo de educación moral de los hijos y que también ha eliminado el concepto de género, el cual es ideológico y no científico ni moral, “porque científicamente está demostrado que nacemos hombres o mujeres y así se conserva toda la vida. Nunca las células del organismo van a cambiar. Cambia por razones ideológicas y por decisión personal, el que se puedan cambiar la fisonomía, mediante tratamientos hormonales o estéticos, pero eso no cambia la esencia de la persona”.

En tal sentido, dejó en claro que el Frente no está en contra de los derechos humanos como lo hacen ver las asociaciones opositoras y la propia Comisión Estatal de Derechos Humanos, ya que están a favor de una educación sexual que sea científica y no ideológica, “pues al meter género admitiríamos que se promueva la homosexualidad, porque se le dice al niño y a la niña que existen muchos sexos y que pueden optar por alguno de ellos, lo cual nos parece algo totalmente aberrante y con esta Reforma se protege los derechos de los padres y de las instituciones de educación para la formación de buenos y honestos ciudadanos”.