El sector salud en Aguascalientes está preparado para cualquier caso que pudiera detectarse con sospecha de COVID-19, señaló el gobernador Martín Orozco Sandoval durante un recorrido de supervisión a los módulos que integran el cerco epidemiológico instalado en diversos puntos de la entidad.

Aseguró que se han tomado las medidas pertinentes para evitar riesgos a la salud de la población, además de acciones para brindar información al respecto, tanto para la población local como a la que está en tránsito por el estado.

En ese sentido, recordó que hay módulos con personal médico tanto en la Central Camionera de esta capital como en el Aeropuerto Internacional “Jesús Terán Peredo”, así como en hospitales y centros de salud, en tanto que en las escuelas ya se han activado los filtros de prevención.

El objetivo, dijo, es que sean permanentes las medidas de cuidado y que ante cualquier caso sospechoso de coronavirus se proceda con la cautela necesaria ya sea confirmando el caso o desechándolo.

Al respecto, se destacó en el recorrido que en la Central de Autobuses están establecidas las corridas que proceden de entidades donde se han detectado casos o hay sospecha de ellos.

“Igualmente, los viajeros que arriban y presentan síntomas, pasan con personal médico para evaluación y en caso necesario se someterán a pruebas de detección y si es indispensable a la aplicación de pruebas”.

También se dio a conocer que se realiza una bitácora con los datos de las personas que han presentado síntomas, a fin de darles seguimiento puntual. Las labores especiales de limpieza y desinfección de espacios son parte de estas medidas, se recalcó.

“En esa misma sintonía se encuentran las líneas de autobuses con medidas sanitarias indicadas y en colaboración estrecha con el Gobierno Estatal”.

Finalmente, recordó a la población la importancia de mantenerse informada sobre el tema, no entrar en pánico y seguir las recomendaciones de higiene y prevención que el sector salud está difundiendo y que son esenciales para evitar la propagación.