Aproximadamente hace dos meses la alpinista aguascalentense Viridiana Álvarez vio frustrada su intención de sumar una nueva meta conseguida en su gran carrera gracias a un brote importante de COVID-19 que se dio en Nepal, esto la obligo a pasar varios días en cuarentena antes de recibir luz verde para regresar a México sin poder escalar el Dhaulagiri que era su principal meta.
Ahora, tiempo después de este suceso, Álvarez está de regreso en Nepal para intentar nuevamente escalar esta gran montaña y seguir sumando logros a la colección que tiene. Desde hace un par de días, la aguascalentense ha compartido su llegada a Nepal y el proceso que deberá llevar a cabo antes de poder iniciar la expedición ya que tiene que cumplir con ciertos protocolos sanitarios y obviamente de preparación para una misión tan complicada.
“Con varios cambios de planes por los deslices de tierra en los caminos por la temporada de lluvias, han sido 4 días de Pokhara hasta llegar a Marpha. Desde los días calurosos y húmedos hasta sobrevivir a las sanguijuelas. Ahora a esperar otros días más para poder avanzar al campamento base de Dhaulagiri y empezar con el proceso de aclimatación. Paciencia y a disfrutar los hermosos paisajes que está zona tiene”, fue el mensaje que compartió a través de redes sociales. Lo más probable es que pasen algunas semanas antes de que Álvarez pueda iniciar con la escalada, pero por lo pronto ya ha dado los primeros pasos rumbo a un nuevo hito.