Jorge Cano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Las finanzas públicas en México para 2021 preocupan por el lado del presupuesto y por la situación financiera de Pemex, manifestó Irene Espinosa, subgobernadora del Banco de México (Banxico) ante el subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Gabriel Yorio.

Durante el Biva Forum, organizado por la Bolsa Institucional de Valores (Biva), representantes de las autoridades monetarias y fiscales discutieron sobre los retos que enfrenta México en el futuro cercano.

“Hay un tema cualitativo en términos de las finanzas públicas que preocupa y es una visión bastante inercial en el presupuesto. Creo que el mantener una mayor caída de la inversión pública en un momento crítico, en donde deberíamos redoblar los esfuerzos para propiciar una mayor reactivación económica.

“Pero no solamente eso, se está sacrificando el gasto en inversión. Se está haciendo en proyectos cuya rentabilidad financiera y social han sido muy cuestionados” afirmó Espinosa.

Por el lado de Pemex, comentó que existe una alta posibilidad de que la petrolera presione más las finanzas públicas por mayores necesidades de capitalización.

“Se ha ido postergando una solución estructural de los problemas de esta empresa. La pregunta es sobre la viabilidad de Pemex en el largo plazo y su impacto en las finanzas públicas”, comentó.

Al respecto, Gabriel Yorio, difirió con la lectura de la subgobernadora de Banxico y puso énfasis en los retos de la salud pública.

“Difiero con la subgobernadora, yo creo que si bien Pemex está en una situación que es retadora, Pemex lo ha abordado bastante bien.

“Pemex provee de 900 mil millones de pesos al año a los ingresos públicos. Eso son buenas y malas noticias, quiere decir que Pemex todavía provee de recursos importantes a la federación, pero al mismo tiempo también mantiene una dependencia de ingresos petroleros”, explicó.

Comentó también que las finanzas públicas de México se encuentran en una posición ventajosa al no haber incrementado la deuda. Además, si bien los fondos de estabilización se agotarán, se cuenta con la línea flexible del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Asimismo, el funcionario de Hacienda enfatizó los retos económicos que dependen más del control de la pandemia.

“El riesgo más importante está en el corto plazo en el control de la pandemia, en tener un portafolio adecuado de opciones con respecto a los contratos de vacunas.

“Si no hay vacunas, no vamos a reforzar la confianza en la economía y, por lo tanto, es importante de que México tenga una estrategia adecuada para cuando las vacunas se empiecen a producir”, afirmó.