Todavía este año, aun en medio de la adversidad sanitaria por la que se atraviesa, se ha encontrado que Aguascalientes ha logrado atender de manera eficiente los temas prioritarios como salud, educación y seguridad, lo cual deberá cuidarse para evitar problemas sociales mayores en la entidad, consideró el presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Roberto Díaz Ruiz.
Una de las principales demandas que se tienen hacia las autoridades en la materia por parte del sector autotransporte de carga, es el cuidado de la seguridad tanto en la ciudad como en las carreteras, y “por fortuna se ha logrado blindar al estado de lo que ocurre tan cerca de aquí, como es en la región de los Altos de Jalisco, empezando por Encarnación de Díaz. No quisiéramos llegar a los índices que allí se tienen.
Se tiene claro que para ello se necesita de inversiones cuantiosas y constantes, por lo que la existencia del C5 y que ya esté operando, deja indicativo de que las cosas podrán mejorar y el blindaje de la entidad continuará, para lo cual las autoridades estatales y municipales cuentan con el apoyo del sector productivo, preocupado y ocupado por observar y cooperar con los programas de prevención del delito.
Es preocupante el ataque de la delincuencia en las carreteras que colindan con Aguascalientes y que en este año han cobrado ya vidas, que es lo más lamentable. Por lo que respecta a los socios de la Canacar, mencionó que se ha pedido a los operadores de sus unidades, que circulen preferentemente por autopistas y en convoy, porque de esta manera se cuidan unos a otros, pero además que no desactiven el GP porque a través de éste es que se les da seguimiento en su ruta.
Sin duda se requiere reforzar los programas de seguridad, el blindaje que se tiene del estado y también el diálogo permanente de las autoridades locales con las de entidades vecinas, donde el tema de inseguridad es más complejo, sobre todo en carreteras de Jalisco y Guanajuato, que están identificadas en esta región, como de las más difíciles por el ataque de delincuentes.