Ailyn Ríos
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Usar incorrectamente el reconocimiento facial abre la posibilidad de discriminación, violación de derechos humanos y afecta la presunción de inocencia, alertaron expertos.
Actualmente, estas tecnologías son más utilizadas, sin embargo, muchos de los softwares de identificación de rostro funcionan con inteligencia artificial que se nutre de bases de datos, que si tienen información limitada, por ejemplo, de un solo grupo racial, da origen a algoritmos con conductas discriminatorias.
En el País, por ejemplo, es más intenso el uso de cámaras de videovigilancia que permiten reconocer rostros, pero para Grecia Macías, abogada de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), éstas violan los derechos humanos.
“No hay una regulación que te diga cómo y cuándo la van a usar, es violatorio a la privacidad de los ciudadanos, es violatorio a la libertad de expresión y puede ser violatorio al derecho de la no discriminación, al derecho del debido proceso y a al derecho de presunción de inocencia”, dijo.
Destacó que R3D ha solicitado vía transparencia que se aclare el funcionamiento de las cámaras y el protocolo para su uso, petición que sigue sin tener respuesta.
Pablo Castillón, fundador y director de Algotive, empresa especializada en inteligencia artificial autónoma, dijo que se deben evitar modelos de inteligencia artificial con prejuicios y que las personas sean usadas sin que se den cuenta.
Cynthia Solís, socia firma especializada en derecho informático Lex Inf IT Legal Advisory, coincidió en la necesidad de tener algoritmos entrenados con bases de datos fidedignas y confiables.
Agregó que el uso de esta tecnología debe ser proporcional al fin que se persigue.
“A veces el problema no es la tecnología si no para qué la vas a usar. Si la vas a usar para beneficiar al individuo sin violar sus derechos humanos, adelante, pero si la vas a usar para discriminar para violar el principio de presunción de inocencia (no es válido)”, mencionó Solís.
El reconocimiento facial puede estar integrado en sistemas de videovigilancia, por ejemplo, en Aguascalientes y Coahuila, las cámaras de seguridad instaladas en la vía pública ya cuentan con la posibilidad de reconocer la cara de los ciudadanos.
En Inglaterra y Estados Unidos han iniciado acciones para poner moratorias, prohibiciones o iniciar debates sobre los alcances del reconocimiento facial, detalló Macías.
La tecnología usada para el reconocimiento del rostro no solo es implementada por las instituciones bancarias, alrededor del mundo ha comenzado a incorporarse en aerolíneas y cámaras de vigilancia como medidas o filtros de seguridad y autenticación de identidad.