Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- De las casi 20 mil camas reconvertidas para la atención de Covid-19, el IMSS cuenta ahora con poco más de 6 mil, lo cual preocupa a expertos ante el repunte de casos a nivel nacional.

La dependencia ha implementado cuatro jornadas de recuperación de servicios ordinarios, las cuales se han realizado en todo el país.

En la más reciente -este fin de semana-, Zoé Robledo, titular del IMSS, invitó a la población derechohabiente a acudir a sus unidades hospitalarias a recibir consultas de medicina preventiva, de especialidad o cirugías pendientes.

Para Francisco Moreno, jefe del área de Covid-19 del Centro Médico ABC, una de las principales preocupaciones ante un repunte de contagios de Covid-19 es la “desreconversión” de varios hospitales.

“El riesgo de un repunte es muy grande porque no necesitamos tener los números de diciembre en cuanto el número de hospitalizados para tener dificultades en la atención.

“El sistema de salud está cansado y carece de insumos y podría ser que con la mitad de número de casos que tuvimos en diciembre tengamos un grave problema de salud”, advirtió.

Por su parte, el infectólogo Alejandro Macías aseveró que el sistema de salud tiene un gran rezago e intenta ponerse al día en el manejo de las enfermedades crónico degenerativas.

“El sistema está mejor preparado que al inicio de la pandemia, pero eso no significa que sea óptimo, y todavía hay incapacidad de tener un buen crecimiento de ventilación mecánica hacia áreas fuera de terapia intensiva”, indicó.