Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La estrategia a la que México está apostando en materia de energía y a una economía basada en combustibles fósiles, no son la fórmula necesaria para combatir la crisis climática.
“El rumbo que estamos tomando como País, apostando a energía y una economía basada en combustibles fósiles, definitivamente nos aleja de cumplir con las metas del Acuerdo de París y el compromiso que nosotros presentamos ante este acuerdo.
“Se muestra claramente que el compromiso de México no es suficiente para alinearse la meta de 1.5 grados, de hecho estamos bastante lejos con esta apuesta a los combustibles fósiles”, señaló Cynthia Menéndez, Coordinadora de Ciudades Sustentables WWF en entrevista.
El pasado 9 de agosto, se publicó el informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de la ONU, el cual resume que el mundo vive una crisis climática, por lo que si los gobiernos no actúan de manera drástica e inmediata en disminuir sus emisiones contaminantes, será imposible revertir los efectos catastróficos.
Menéndez dijo que el estudio es la señal de alerta para que México cambie su estrategia y se alinee con planes que incentiven las energías renovables.
Además, debe redoblar esfuerzos en combatir actividades con altos índices de contaminación como el transporte, el tratamiento de residuos y la producción de alimentos.
Ante tal escenario, si la estrategia como País no es la más adecuada con rumbo a la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP26), los actores a nivel subnacional, la academia, las organizaciones no gubernamentales y las pequeñas acciones individuales serán las que ayuden a marcar la diferencia.
“El Gobierno Federal va a presentar la ruta de implementación de los NDCs, pero son insuficientes, lo que deberían hacer es presentar él cómo van a aumentar el nivel de acción, pero desgraciadamente no creo que eso vaya a suceder, y es por eso que los actores a nivel subnacional tenemos que jugar un rol importante.
“Creo que más allá del rol de los gobiernos nacionales para la COP26 es súper importante rol que vamos a jugar todos los sectores; y si pensamos o minimizamos nuestra aportación no vamos a lograr nada, en cambio si todos pensamos y contribuimos, sumando los esfuerzos, pues vamos a lograr un cambio”, puntualizó Menéndez