Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Para las aseguradoras en el País, este año aún pinta un panorama difícil en pérdidas técnicas como en márgenes de rentabilidad, debido al riesgo de una quinta ola de Covid-19 en junio próximo.
«Para nuestros siniestros la pandemia no ha terminado y, de hecho, nuestros cálculos dicen que todavía vendría una quinta ola, creemos que el ciclo se va repetir en junio porque fueron cada seis meses los picos y definitivamente hay que estar preparados.
«La pandemia ha sido claramente el siniestro más grande de la historia de México, el sector asegurador está solvente pero obviamente algunas compañías tienen sus indicadores un poco mermados en cuanto a las utilidades», dijo Germán Aguado, encargado de seguros médicos, autos y daños en GNP.
Tan solo a la aseguradora mexicana que forma parte de Grupo Bal, el primer año de pandemia le dejó un impacto total de 2 mil 500 millones de pesos.
Para 2021, GNP desembolsó otros 6 mil 200 millones de pesos en indemnizaciones, tanto por los fallecidos en seguros de vida como de gastos hospitalarios por la enfermedad.
En este año lleva alrededor de 500 millones de pesos, y estima que durante 2022 podría llegar a pagar por Covid-19 entre mil 500 y 2 mil millones de pesos adicionales.
«Eso demuestra que no es que (la pandemia) haya desaparecido, solamente que es un poco menor que el año pasado que fue un impacto enorme, no hay que confiarse», aseveró.
Para las aseguradoras, la llegada de esta quinta ola de Covid-19 ahora se junta con el resurgimiento o la normalización de los padecimientos que había antes de la pandemia, como accidentes u operaciones de todo tipo.
«Es una preocupación que en este momento ya estamos en niveles normales de frecuencia de los padecimientos que no son Covid, y con una inflación médica enorme, del 17 por ciento.
«Ese es el problema este año, que no ha terminado el Covid y ya todo lo demás es normal, entonces por supuesto tenemos un exceso todavía de siniestralidad que tenemos que afrontar, seguramente los márgenes otra vez se van a ver reducidos o algunas compañías van a tener alguna pérdida técnica todavía este año; creemos que es un año difícil», aseveró el directivo.
GNP dijo que una de sus preocupaciones es que se dé la cuarta dosis de vacunación, que en Estados Unidos ya fue aprobada, y aquí en México todavía no.

¡Participa con tu opinión!