Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El presidente nacional del PAN, Marko Cortés, manifestó que habrá acción de inconstitucionalidad contra la reforma que le amplía el plazo de cuatro a seis años al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, pero el problema es que la pueden avalar porque serán juez y parte.

Desde San Luis Río Colorado, Sonora, el dirigente panista manifestó que si se ratifica que se puede ampliar el mandato al presidente de la Corte vía un artículo transitorio en una ley secundaria, también se podrá hacer para el Presidente de la República.

Quieren todo el poder y es muy peligroso lo que está pasando en el País, expresó Cortés en una reunión con militantes.

“¿Cuál es el problema aquí? Que le están dando a la Corte una manzana envenenada para que se auto amplíen el mandato y luego no haya pretexto, pues si ya le ampliaste el mandado al Presidente del Poder Judicial, pues por qué no se lo amplías al Presidente del Poder Ejecutivo Federal?”.

Recordó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que sí era constitucional la reforma y que con Zaldívar sí se logrará transformar al Poder Judicial y combatir la corrupción.

“¿What? ¿Y la Constitución qué? Eso no se puede, porque entonces él va a decir: ‘como yo soy bueno y la gente quiere y yo estoy consolidando la transformación, pues un ratito más'”, alertó el dirigente de Acción Nacional.

Indicó que de ese tamaño es el riesgo de la aprobación que se acaba de dar en el Congreso para darle dos años más a Zaldívar.

Recordó que ya sucedió el caso de que desde la Suprema Corte, con Zaldívar, se presionó a Janine Otálora para que dejara la presidencia del Tribunal Electoral, luego de que votó a favor de ratificar el triunfo del PAN en Puebla con Martha Erika Alonso.

Opinó que esos son los pasos que pueden llevar a México a una dictadura.

“¿Qué es lo más preocupante amigos? Y aquí vemos los pasos hacia la dictadura, sí nos están llevando a una dictadura, amigos, ¡veámoslo por favor!”, expresó.

Señaló que unos “salvajes” son los que violaron la Constitución para prolongar el cargo a Zaldívar y que por eso se busca ganar la mayoría en la Cámara de Diputados.

“Este es el tema más importante, quieren concentrar todo el poder, y cuando el poder se concentra se equivoca mucho el Gobierno, y se corrompe mucho el Gobierno, y esto es muy peligroso, muy peligroso y ya hay muchas señales de esto.

“Lo que tenemos que hacer y la coalición es, para recordarle a todos que México no es una monarquía, México es una democracia, en México hay equilibrio de Poderes, pero él los quiere controlar todos, el Ejecutivo que lo tiene, el Legislativo que tiene lealtad ciega morenista, no le mueven una coma, nada”, expuso el dirigente del PAN.

Señaló que los diputados de Morena ni pichan, ni cachan, ni dejan batear.

“De verdad no le sirven al País, no hacen nada más que aprobar lo que les piden, nada. Ni proponen, no discuten, no argumentan, sólo votan como borregos, literal. Eso no le sirve al País”, agregó.

Señaló que fue difícil llegar a una alianza con el PRI y PRD, y que en otro momento no se hubiera dado, pero dadas las circunstancias del País fue necesario.

Incluso, reconoció que los Gobiernos anteriores del PAN y PRI cometieron errores, pero en su opinión iban avanzando.

“Lamentablemente amigos, nuestro País iba avanzando, pero lento, se cometieron muchos errores, por los diferentes Gobiernos, los Gobiernos del PRI, los Gobiernos del PAN, cometimos errores y mucha gente estaba muy desilusionada, decepcionada y por eso en el 2018 votaron por lo que ofrecieron, la esperanza.

“Pero hay muchísima gente hoy desesperanzada, hoy hay muchísimos amlopentidos, por todos lados, por todo el país, de norte a sur. Hoy, hay cada vez más gente preocupada ante lo que está ocurriendo, porque si bien antes había errores, tropiezos, México avanzaba lentamente, pero avanzaba y los partidos que estamos aquí nos poníamos de acuerdo en cómo ir avanzando en temas”, sostuvo Cortés.

Antes, dijo, se crearon instituciones como el IFE, ahora INE, el Instituto de Transparencia, el Coneval que mide la pobreza, el INEGI que genera estadísticas, pero todo, dijo, lo quieren desaparecer.