Silvia Olvera
Agencia Reforma

MONTERREY, NL .-La posibilidad de retomar las revisiones exhaustivas que durante casi dos semanas le hicieron al transporte de mercancías mexicanas que cruzaba hacia Texas, vuelve a inquietar a la iniciativa privada.
Ante las amenazas que está haciendo el gobernador texano, Greg Abbott, sobre declarar la llegada de migrantes como una invasión, y todas las medidas para detenerlos, José Abugaber, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), llamó a tomar el tema como un problema interno y que no impacte al comercio exterior.
El líder industrial recordó que previamente los cuatro gobernadores mexicanos de la frontera con Texas: Chihuahua, Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas, se comprometieron con Abbott para tomar medidas de revisión, debido a los tiempos de espera que causaron pérdidas de 8 millones de pesos diarios al transporte.
En tanto, Francisco Cervantes, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, dijo que es Concamin quien ha estado en contacto con los Gobernadores mexicanos.
«Nosotros estamos respaldando mucho con los Gobernadores, tanto mexicanos como con el americano (de Texas), porque tenemos un tratado de libre comercio que es muy importante», dijo Cervantes, quien estuvo el lunes junto con Abugaber en la firma de un acuerdo entre la iniciativa privada y sindicatos con el IMSS, para impulsar la salud laboral.
Por su parte, Rodrigo Fernández, presidente de la Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) de Nuevo León, mencionó que hay una gran cantidad de exportaciones que cruza hacia Texas, y más restricciones implican un impacto importante al flujo de materia prima y a la fabricación de productos.

¡Participa con tu opinión!