Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A unas horas del impacto del huracán «Beryl», autoridades de Quintana Roo, Yucatán y Campeche suspendieron clases y actividades no esenciales, y acotaron la operación del transporte aéreo y terrestre.
En Quintana Roo, donde se proyecta que el huracán toque tierra entre Felipe Carrillo Puerto y Tulum, como categoría 2 o 3, autoridades estatales determinaron peligro alto para esos municipios, así como para Bacalar, Chetumal y José María Morelos.
Pobladores de las comunidades Punta Herrero y Punta Allen fueron evacuados.
Los aeropuertos de Cancún y Cozumel cerrarán actividades a las 15:30 horas de hoy, pero desde ayer era evidente la saturación con turistas que buscaban adelantar su salida de la entidad.
«El aeropuerto no está certificado como refugio para estos fenómenos y no podrá serlo, por lo que se les pide a todo aquel que vaya a viajar presentarse únicamente en caso de tener un vuelo confirmado», indicaron autoridades.
El Aeropuerto de Tulum suspenderá labores desde las 14:00 horas del jueves y hasta las 12:00 horas del próximo domingo, mientras los autobuses de ADO suspenderán traslados a partir de las 20:00 horas de hoy.
En Yucatán, el Gobierno estatal se declaró en alerta amarilla, ante los posibles daños que se puedan registrar en 24 municipios de las zona sur y oriente de la entidad, así como en Mérida.
En Campeche se emitió la Declaratoria de Emergencia Preventiva en 13 municipios.
Autoridades federales alertaron ayer que ‘Beryl’, tras impactar en Jamaica, podría tener su primer impacto en México en las localidades de Chac-Mool y Pájaro, en Felipe Carrillo Puerto.
Más tarde, autoridades estatales indicaron que impacto podría ser sobre Punta Allen, en Tulum.
Con información de Antonio Baranda e Iris Velázquez