El pasado lunes, fue otorgado el Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel, a los académicos Michael Kremer, Abhijit V. Banerjee, Esther Duflopor, por su trabajo con un enfoque experimental para aliviar la pobreza global. Conozcamos un poco sobre las características del premio, la historia y las aportaciones de los economistas condecorados.

En esta edición, se cumplen 51 años de que la Real Academia Sueca de las Ciencias, comenzó a otorgar este reconocimiento a los trabajos más destacados en materia económica. El pilar fundamental de cada premio, está basado en las aportaciones que logran instaurar una visión diferente para encontrar un bienestar mayor para la población en general.

Durante este medio centenario, el galardón no ha estado excluido de la polémica. Comenzando por el hecho que el premio no se encuentra en la disposición testamentaria del gran Alfred Nobel, los criterios de selección son muy cuestionables y algunos críticos hacen alusión a que existe una cierta tendencia a favorecer a Estados Unidos.

Para este año, se distinguió a tres intelectuales, los cuales serán acreedores a repartir los 9 millones de coronas suecas que se entregarán el 10 de diciembre en una ceremonia en la ciudad de Estocolmo. Aunque la recompensa no es sufragada por la Fundación Nobel, la cantidad es la misma que la atribuida a los premios Nobel.

Abhijit Banerjee y Esther Duflo son académicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts, además de estar casados. Desde el momento en que se titularon, ambos ha sido parte del MIT, fungiendo como profesores de investigación. Duflo, se convierte apenas en la segunda mujer en ser reconocida con esta distinción.

Durante su larga carrera profesional, la pareja ha publicado docenas de trabajos de investigación juntos y con otros coautores. También han escrito, de manera conjunta, un par de libros. Para el año 2011, publicaron “Poor Economics”, y para este año, el fascinante texto de “Good Economics for Hard Times”; el cual, dicho sea de paso, es altamente recomendable.

Durante el 2003, junto con Sendhil Mullainathan, fundaron la organización Abdul Latif Jameel Poverty Action Lab, la cual es una red de profesores afiliados de todo el mundo que están unidos en el uso de las evaluaciones aleatorias para responder preguntas fundamentales para reducir la pobreza.

En cuanto a Michael Kremer, egresado de la Universidad de Harvard, siempre ha tenido un enfoque en causas caritativas, con la finalidad de buscar ayudar a la gran cantidad de personas que se encuentran en alguna situación vulnerable alrededor del mundo.

Durante toda su trayectoria, los tres economistas se han especializado en el cuidado de la gente más vulnerable, así como la continua búsqueda de generar condiciones más equitativas.

En cuanto al trabajo realizado, se han logrado introducir nuevas aproximaciones para buscar los mejores caminos para luchar contra la pobreza global, concentrándose en aspectos concretos y manejables como, por ejemplo, la búsqueda de las intervenciones más eficaces para mejorar la salud infantil o la educación.

Con esta agrupación en áreas concretas, y un acercamiento experimental, los investigadores han encontrado métodos más eficaces para resolver problemas definidos.

Así, por ejemplo, como resultado directo de uno de los estudios, más de cinco millones de niños en India se han visto favorecidos por programas para mejorar el rendimiento escolar. Otro ejemplo son los subsidios para programas preventivos en salud en algunos países.

Este año, el premio ratifica la correlación positiva que existe entre la educación y el poder mitigar los diversos rezagos sociales que vivimos. Esperemos el estudio y la aplicación de esta teoría, como se ha concretado en algunos países, logre minimizar los altos niveles de pobreza mundial.

 @GmrMunoz