Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Reciclar envases y envolturas ya no es sólo es un acto de conciencia y responsabilidad ambiental, ahora también un buen incentivo para obtener descuentos y hasta ahorrar en la Afore.
La obtención de estos beneficios sólo se logrará si las personas se registran a través de aplicaciones de empresas mexicanas.
Es el caso de la empresa Lealtad Verde que tiene una aplicación en la cual desde que el usuario escanea el código de barras de los productos que va a desechar, como los envases, se le acumulan puntos.
Por informar que tipo de material será reciclado, esos puntos se cambian después por promociones y descuentos en librerías, parques de diversiones, productos en tiendas de conveniencia.
Entre las empresas aliadas que ofrecen esos descuentos o promociones están Oxxo, Cinépolis, Librerías Gandhi y algunos comercios locales, informó Adrián Sánchez, director general de Lealtad Verde.
Los usuarios también pueden optar por llevar a las máquinas recicladoras el envase y ahí recibirá dinero que será depositado a su Afore; si no tiene se le incentiva para que la abra, refirió Sánchez.
En la aplicación se cuenta con un mapa donde se localizan dichas máquinas que reciben aluminio, plástico, colillas de cigarro y pilas. Por el momento, la empresa, constituida en 2017, las concentra en la Ciudad de México y Monterrey.
Otro caso es la empresa BioBox que cuenta con máquinas para que se puedan depositar los residuos como PET, aluminio, envolturas, envases tetra pack o cápsulas de café.
A través de la app se pueden conseguir cupones de descuento, hacer recargas telefónicas, pagos de servicios como luz, gas, agua y de algunos de entretenimiento como Spotify y Netflix, informó Eduardo Bustamante, director general de BioBox.
También es posible donar los puntos a fundaciones, donde por cada envase se otorgan 10 centavos, destacó el directivo que es buzo y está interesado en mantener limpios los mares.
En Ecolana, el usuario lleva sus materiales a un centro de acopio y con la aplicación se registran puntos virtuales que se convierten en descuentos para ir al dentista, comprar libros y recibir entradas 2×1 del cine, comentó Alejandra Valdez, socia cofundadora de la empresa Ecolana.
En un principio incluir incentivos fue una decisión un poco complicada para Ecolana, pues se temía que la gente empezara a consumir más con tal de recibir los beneficios; sin embargo resultó un acierto porque ayudó a las personas a reciclar, expuso Valdez.
El esquema de incentivos ha sido bien recibido también con los usuarios de Bio Box, con casi 9 años de existencia, pues al inicio solían llevar uno o tres envases por cada vez que iban a las máquinas, pero ahora son de 11 a 15 envases; incluso ha habido personas que lleva 200 envases en una sola sesión, resaltó Bustamante.
«Para tener un programa de gestión ambiental no nada más es ser proactivos, sino que realmente tienes que generar un flujo económico, dentro de un modelo de economía circular», afirmó Sánchez.
Lealtad Verde, que cuenta con 16 trabajadores directos y 30 indirectos, ya tiene una criptomoneda llamada Tlalli Coin y a nivel nacional e internacional son vistos más como una Fintech del reprocesamiento de residuos, pues generan recursos financieros a través de la colecta eficiente de residuos.
Bustamante dijo que lo que normalmente se conoce como basura, en realidad son residuos sólidos reciclables que pueden ser un negocio.
A nivel nacional se recicla un millón 913 mil 710 toneladas de productos plásticos al año, 51.2 por ciento es polietileno; 22.1 por ciento PET y el polipropileno es 18.2 por ciento, de acuerdo con la Asociación Nacional de Industrias de Plásticos (ANIPAC).

¡Participa con tu opinión!