Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Tener dinero en casa o meterlo a tandas es la principal forma de ahorro entre la población que sí tiene la posibilidad de hacer un guardadito.
En México, la población con ahorro informal asciende a 54 por ciento, mucho mayor a la proporción con ahorro formal, que es de solo 21 por ciento; el resto carece de ahorro, de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).
Aunque cerca del 15 por ciento de los adultos del País cuenta con los dos tipos de ahorro, resalta que solo el 6 por ciento de la población reporta tener únicamente ahorro formal, mientras que los que tienen solo el ahorro informal asciende al 39 por ciento.
Esto indica que son más las personas del País que ahorran fuera de instituciones financieras, pese a que carecen de algún tipo de protección y rendimiento.
Entre los diferentes medios de ahorro informal, guardar el dinero en casa sigue siendo el más utilizado, con 37 por ciento, y le siguen las tandas con un 18 por ciento hasta 2021.
Las cajas de ahorro del trabajo o incluso de conocidos ocupa el tercer lugar con el 12 por ciento, y son medios que aunque pueden generar algún tipo de rendimiento, no protegen los depósitos.
A estos medios de ahorro le siguen guardar dinero con familiares, con un 9 por ciento, comprando bienes un 8 por ciento y prestando dinero un 5 por ciento, muestran datos del regulador.
Luis Gonzali, VP y codirector de Inversiones en Franklin Templeton, consideró un asunto histórico el hecho de que el ahorro informal sea mayor al formal porque aún se arrastra mucha desconfianza.
«Mucho tiene que ver con la crisis bancaria que se vivió en el País en 1994 y hay muchos recuerdos de aquella época.
«Hasta la fecha se sigue satanizando al sistema financiero y los errores de aquella crisis del 94 que fue una crisis del sistema financiero bancario que acabó con los ahorros de muchas personas», dijo.