Francisco Javier Pacheco Méndez, presidente de SUOTA, aseveró que a lo largo de esta segunda restricción de movilidad social ha reducido sensiblemente el flujo de personas por la ciudad; “sin duda que deben tomarse medidas preventivas para salvaguardar la salud y la vida humana”.
El presidente de la Sociedad Unidos de Operadores de Taxis de Aguascalientes señaló que varias bases de servicio se mantienen cerradas al no haber suficiente movimiento de pasajeros tanto en empresas como de ciudadanos que solicitan una unidad desde sus hogares.
Incluso, dijo que se ha optado por dejar de rentar los espacios donde operaban las bases a fin de ahorrar recursos y poderlos canalizar a otros ámbitos para la mejora del servicio de taxi. Pacheco Méndez aseguró que la asociación que representa se encuentra comprometida con la sanitización de sus unidades, el uso del gel antibacterial y el uso del tapabocas.

QUE LOS SANCIONEN. El líder de los ruleteros expresó que el Gobierno del Estado mediante la Guardia Sanitaria debería de intervenir en aquellos casos en donde un pasajero no lleva su cubrebocas. Comentó que en muchas ocasiones, el chofer les pide que se lo pongan y no hacen caso.

“Las unidades se limpian cada cuatro horas y se otorga un cubrebocas desechable a aquellas personas que abordan las unidades sin esta herramienta, aunque se molesten…” Javier Pacheco, SUOTA.