Empresas implementan estrategias de ahorro ante el aumento en los costos de insumos operativos como la energía eléctrica y la gasolina, señaló Irma Patricia Muñoz de León, presidenta del Consejo Coordinador Empresarial. Una de las principales medidas adoptadas es el uso de paneles solares para reducir los costos de producción asociados al consumo de electricidad, subrayó.
La dirigente empresarial destacó que también se debe tener en cuenta la variabilidad en los precios de la gasolina en las estaciones de servicio de la entidad, en comparación con precios más bajos que pueden encontrarse en ciudades como Querétaro. Algunos negocios que dependen primordialmente del consumo de gasolina deben, en una primera instancia, trasladar estos costos a los clientes en el precio final de productos y servicios, especialmente en servicios de transporte y otras actividades relacionadas.
Las empresas que requieren movilidad de mercancías o personas siempre se verán afectadas por las alzas en los precios de combustibles para el uso de flotillas o servicios a domicilio, enfatizó Muñoz de León.
Manifestó que las compañías están haciendo cambios constantes para evitar altos costos, tomando decisiones que incluyen el ahorro de agua y papelería, tanto en el nivel macro empresarial como en las pequeñas y medianas empresas.
“Los grandes corporativos adoptan muchas políticas que contribuyen al cuidado del medio ambiente y otorgan beneficios a la sociedad, incluso más allá de si esto representa un ahorro para las empresas”, consideró.
Agregó que también se recurre al uso de tecnología para evitar realizar viajes o acudir a reuniones fuera de los centros de trabajo, lo cual ayuda a reducir el consumo de gasolina y el uso de vehículos.