Prefiere Ari Telch estar solo

Paula Ruiz 
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- A sus 58 años Ari Telch se ha vuelto más requisitoso y sobre todo cuidadoso con su tiempo y espacio, por eso más vale solo que mal acompañado.
El actor dijo que ni quiere ni está en busca de un nuevo amor a su vida porque como está, se siente feliz y pleno.
“No, no quiero (una pareja), estoy muy tranquilo así, la verdad es que quien sabe, vas creciendo y vas privilegiando ciertas cosas”, dijo Ari, quien convive a diario con la bipolaridad.
“Por la química de nuestro cerebro siempre estamos esperanzados a estar enamorados. El enamoramiento es un desorden de la química de tu cerebro. Estar enamorado es un gran goce, pero tener una relación también implica servicio, una responsabilidad”.
Con una pareja a su lado, agregó, tiene que aplicar un ejercicio de convivencia y amor.
Aunque no busca ni quiere por ahora una novia, tampoco está cerrado a compartir en el futuro su corazón con una mujer.
“Perseguir el enamoramiento nada más porque sí, es simple y sencillamente estar enfermo. Dice un psiquiatra: bipolar son tres cosas: tres idiomas, tres oficios y tres matrimonios y es cierto, yo hablo 14 idiomas, pero todo los hablo en español”, comentó simpático.
“Me he divorciado tres veces. Las tres veces hemos dividido la casa en dos partes y las tres veces me ha tocado la parte de afuera”.
Si en el pasado, dijo el actor, los padres promedio tenían dos hijos, ahora, los hijos promedio tienen cuatro padres.
“También llega el momento que tienes que entender que hay cosas muchísimo más valiosas para ciertos individuos que sólo tener otra relación nada más porque sí. Esto no quiere decir que no pueda tener una relación nueva a futuro, pero no la estoy buscando como objetivo de vida”.
Ari es padre de dos hijas, fruto de dos de sus ex esposas.
Con Ninel Conde tuvo a su hija Sofía, con quien convive de manera frecuente y su otra hija, Paulina, que nació de su relación con Marcia Da Cruz, vive en Brasil y no la ha visto hace un año debido a la pandemia.