Los niños con Síndrome de Down pueden perder más pronto sus dientes ante una infección crónica en las encías, por lo que es importante que los padres y sus cuidadores supervisen su higiene bucal y llevarlos de manera regular al dentista, dados los distintos problemas que pueden padecer en su boca, destacó Ana Italia Marín Bosque, integrante del Colegio de Médicos Cirujanos Dentistas de Aguascalientes.
La especialista comentó que los niños con Síndrome de Down presentan características muy particulares en el área bucal y por eso requieren de una atención especializada desde su primera infancia.
Detalló que estos niños tienen una mayor prevalencia de problemas con una muy alta frecuencia de lo que se conoce como mordida abierta anterior, lo que significa que de los dientes de adelante, los incisivos no hacen contacto los de arriba contra los de abajo. Además de presentar lo que se conoce como mordida cruzada posterior, el maxilar superior, que es el hueso que contiene los dientes de la arcada superior, está más subdesarrollado y todo su tercio facial también.
Asimismo, dijo que estos niños tienen la existencia de microdoncia, es decir, que algunos dientes en particular son más chiquitos y tienen una forma diferente en ocasiones, a los dientes de personas que no padecen Síndrome de Down. Al mismo tiempo, llegan a padecer cierto desgaste dental en las superficies de las muelas y a veces presentan problemas de las encías, lo que pudiera provocar la pronta pérdida de sus dientes.
Estableció la importancia de que los padres supervisen la higiene bucal de sus hijos con Síndrome de Down para evitar que lleguen a padecer esta enfermedad periodontal, dado que hay una gran incidencia de úlceras, de candidiasis oral, y de gingivitis ulcero necrotizante aguda, que son algunas de las manifestaciones que se pueden observar.

Requieren de atención personalizada y del trabajo de múltiples especialidades que los puedan ayudar a morder y comer mejor, así como tener un adecuado desarrollo de sus maxilares, es decir de los huesos que albergan a los dientes.