Para algunos funcionarios del sector salud es una novedad la recontratación de médicos jubilados, requeridos para hacerle frente al déficit de profesionales que hay ante el avance de la pandemia, así como de galenos recién egresados y hasta pasantes son convocados.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tiene una larga historia en este sentido, luego de que los sucesivos directores se convencieron que no era fácil deshacerse de personal altamente capacitado, que tras haber cumplido los años laborales tramitaban su retiro, por lo que una forma de retenerlos fue ofrecerles que si aceptaban continuar recibirían un pago extra.

Con lo anterior han logrado ocupar a personal que sigue ofreciendo sus conocimientos y esfuerzo a favor de los afiliados y sus dependientes, rama que no ha es fácil cubrir ya que quienes tienen una especialización se dedican a la atención privada, pero hay un número importante que prefiere comprometer toda su capacidad a la medicina social.

Ahora, con motivo del virus que recorre el globo terráqueo, el Seguro Social, el ISSSSTE y las secretarías de Salud y de la Defensa Nacional se han dado a la tarea de invitar a los médicos que deseen participar en esta cruzada, para que a la mayor brevedad se inscriban y sean incorporados a las tareas correspondientes.

Para aquellos que de manera machacona exigen reducir la matrícula en la carrera de medicina y otras análogas reciben una respuesta contundente: México necesita de más personal en el área de salud y ha sido una adversidad que viene a corroborar esta demanda.

Cabría aprovechar la situación prevaleciente para que más médicos se especialicen y el país tenga los recursos humanos suficientes que permita enfrentar cualquier eventualidad, que por ahora se suple con la voluntad de quienes aceptan sumarse a esta cruzada.

De manera particular la Sedena abrió el período de contratación de profesionales de la salud, tanto civiles como militares retirados, sean médicos o enfermeras. En el caso de los médicos se exhorta a que lo hagan especialistas en medicina crítica, interna, neumología, cardiología y urgencias y en lo que corresponde a las enfermeras pide que sean especialistas en adultos, servicios pediátricos y neonatos. Además hay oportunidades para capturistas y secretarios y personal de intendencia.

Para mayor información la Defensa Nacional exhorta a los interesados a que acudan a las instalaciones de la zona militar del lugar en que residen, que en el caso de Aguascalientes es la Catorceava Zona, en donde recibirán la información y los requisitos que deben cubrir para ser contratados.

Dentro del desasosiego que prevalecen en la sociedad, esta es una buena noticia, ya que médicos pensionados o jubilados pueden reincorporarse a la vida productiva por el tiempo que establezca el contrato, al mismo tiempo hay posibilidades para enfermeras y técnicos en computación y trabajadores en labores manuales.

ABUSO IRREFRENABLE

Lo sucedido en Calvillo con unos profesionistas haitianos radicados en Aguascalientes, que fueron agredidos y esposados por policías municipales por el único delito de que hablaban “raro”, demuestra que el “mando único” no ha capacitado lo suficiente a los uniformados.

Esta situación viene a sumarse a lo ocurrido hace unas semanas con unos elementos de la ciudad capital, que asesinaron a un supuesto transgresor quien recibió cuatro balazos y de lo cual hasta la fecha nada se sabe. Más atrás, en el trienio 2014-2016, también capitalino, un policía mató a un individuo al que le aplicó una “llave china” en presencia de varios de sus compañeros, sin que hubiera información sobre su consignación y castigo.

Cuando se habla de estas arbitrariedades de inmediato surgen defensores de las corporaciones de seguridad, al citar que sólo “unos cuantos” son perdonavidas porque los demás son algo así como hermanitas de la caridad y que si actúan de esa manera es en defensa propia ya que pensaron que podrían atacarlos, sin embargo ninguno se escapa de que los señalen de violadores permanentes de la Constitución, al participar en las redadas, hoy bautizadas como “recorridos disuasivos ” y que popularmente se conoce como “la barredora”, con la cual se comete toda clase de atropellos.

Lo registrado en la cabecera municipal de Calvillo deja una pésima imagen para un lugar que se promociona como “pueblo mágico” y por lo mismo invita a que lo visiten, pero con el tipo de policía que tienen ni para que correr riesgos, no sea que por el siempre hecho de ser prieto, de piel amarilla, bajo de estatura, gordo, flaco, que vista con ropas humildes o viaje en autobús, de inmediato los “siñores polecías” lo cataloguen como extraterrestre, capaz de contagiar con el “mal de ojo” a los lugareños y lo detengan, acusándolo de pretender esparcir un padecimiento maligno.

Hoy más que nunca se evidencia la necesidad de que se haga un examen básicos de conocimientos a cada uno de los elementos en el estado, ante todo de tipo psicológico para determinar si es apto para fungir como guardia de la sociedad, que sepan conducirse en situaciones extremas y recurrir al uso de la fuerza sólo cuando no quede otro recurso o para defender su propia integridad, pero no por quítame esas pajas o por el simple gusto de darle de golpes a un semejante, que si llega a protestar lo acusa de “resistencia de particulares” (delito por el cual en Aguascalientes capital se han logrado cientos de detenciones que permite abultar la cuenta en finanzas).

La exhibición del video en las redes no deja lugar a dudas de la actitud absurda de la autoridad calvillense, escuchándose reclamos de los ciudadanos que fueron testigos del porqué los detenían si sólo estaban sentados en una banca pública, pero ya se sabe que en estos casos los jenízaros se concretan a colocar las aros en las manos de los detenidos, subirlos a la patrulla y llevarlos ante el juez calificador, quien por cierto al serle presentados los extranjeros de inmediato ordenó su libertad al no haber ningún delito.

De lo registrado lo menos que podía exigírsele a la presidencia municipal de Calvillo es que presente una disculpa pública a los perjudicados, que la Comisión Estatal de Derechos Humanos lleve a cabo investigación e informe de su resultado, que el “mando único” realice un programa de reeducación de los policías municipales y estatales y en su totalidad tengan como libro de cabecera la Carta Magna.

FILOSOFÍA TAXISTA

La pandemia que tiene a casi todos los mexicanos en cuarentena, da lugar para que broten las ideas, que pese a los momentos tan difíciles deje alguna enseñanza. Un taxista afirmó que lo mejor de todo es que el coronavirus le pega por igual a pobres y ricos, letrados y torpes, políticos, gobernantes, deportistas, sedentarios, eficientes, “sí, a todos nos puede tocar, no que antes nada más era a los pobres, pero ahora no, nadie se salva”. Dijo que desde la semana pasada ha sido difícil su trabajo, ya que las personas no salen y por lo mismo los traslados se redujeron, lo que ha motivado que su esposa sea más previsora con el dinero que le entrega, incluso antes se tiraba la comida que quedaba y ahora se guarda en el refrigerador para la cena o el desayuno; a los niños dejó de servirle platos rebosantes, dándoles conforme piden más, pero ya nada se desperdicia. Afirmó que esta experiencia puede servir para ser más cautos en todo y una vez que pase la emergencia y deje de utilizarse los cubrebocas hay que seguir con las medidas de higiene para que el virus no regrese, además de cuidar cada peso que se gana, porque es una experiencia muy amarga, que en su caso tiene que obtener lo de la liquidación y lo que quede es para mantener a su familia, entonces hay que sacarle provecho a esta etapa, acentuó.