El calendario de la NFL sigue sufriendo modificaciones debido al COVID-19, en esta ocasión otra vez fueron los Pittsburgh Steelers los que tuvieron que mover todo su itinerario recordando que en la semana 4 tuvieron que descansar obligadamente por los contagios en los Titans. Ahora fueron los Ravens los que reportaron en primera instancia un par de positivos, días más tarde aumentarían a cinco los jugadores contagiados además de un par de entrenadores por lo que la NFL decidió mover el partido entre ambos que estaba programado para hoy a las 19:20 horas en el Día de Acción de Gracias.
Por la mañana la NFL dio a conocer la noticia sin dar detalles del horario, pero en la tarde revelaron que será a las 12:15 de la tarde del domingo cuando se juegue este partido que es vital para las aspiraciones de Baltimore rumbo a la postemporada. Esta decisión causó mucho revuelo entre varios miembros de la liga ya que en la semana 9 los 49ers tuvieron que jugar su partido de jueves por la noche ante los Packers a pesar de vivir una situación similar a la de Baltimore. Aunque parece que la decisión de la NFL de posponer el juego es correcta, los diferentes criterios para hacerlo fueron lo que levantaron la molestia de jugadores y sobre todo aficionados.
Las reacciones no se hicieron esperar por parte de los Steelers, jugadores como JuJu Smith-Schuster, Eric Ebron y Chase Claypool dejaron ver su enojo por el aplazamiento del partido haciendo hincapié en que es la segunda ocasión que les sucede. Este movimiento de calendario causa que un día especial para los Estados Unidos no tenga juego estelar de jueves por la noche, únicamente serán dos partidos los que se jueguen hoy en horarios más temprano a lo habitual.