En la historia de las Centellas, no ha habido un momento tan dulce como el que actualmente vive el equipo, luego de sumar, en cuatro jornadas consecutivas, tres victorias. Estos diez puntos que se han conseguido han permitido que Necaxa suba en la clasificación de forma importante hasta llegar a la décima posición, a tan solo un punto del octavo lugar.
Las albirrojas pueden soñar con su primera liguilla en la historia del club. Hoy tienen una oportunidad de demostrar que pueden competir ante los equipos más fuertes de la liga y, de paso, seguir con la racha de puntos para meterse un poco más en la pelea por la fiesta grande. Será a las doce del mediodía cuando Centellas visiten el Estadio Jalisco para chocar ante las Rojinegras del Atlas en un duelo de alta tensión.
Atlas tiene cuatro puntos más que Centellas gracias a 5 victorias, 3 empates y 3 descalabros. A diferencia de otras temporadas, las Rojinegras no se han mostrado potentes a la ofensiva, marcando sólo 16 goles hasta el momento que, si bien es una buena cantidad, es baja para lo que venían haciendo en torneos pasados. La defensa comandada por Karen de León tendrá que estar atenta a Allison González, que es la goleadora de Atlas con un total de 9 dianas; así pues, si logran controlar a la delantera rojinegra, Centellas podrán aspirar a mantener su arco en cero.
Lo más importante para Necaxa no será el sumar un triunfo que se ve complicado al ser de visita y ante un equipo poderoso como Atlas, sino mantenerse en la pelea por el partido conforme avance el reloj de juego. El contragolpe y el orden defensivo han sido las armas que han usado en la racha positiva y esa misma fórmula puede ser la clave para llevarse un buen resultado del Jalisco. Un duelo vital el que sostendrán las Centellas esta tarde, que servirá para ver si realmente pueden soñar con meterse entre las mejores ocho y extender una racha que se quedará en la historia de este equipo para, año con año, ir creciendo.