De cara al próximo proceso electoral para el estado de Aguascalientes, el Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial recuerda a los partidos políticos y en especial a sus futuros candidatos que los comicios se ganan o se pierden por un voto, si verdaderamente se jactan de ser democráticos no deberán entrar en procesos de impugnación y que aleguen no estar de acuerdo.
Alberto Aldape Barrios, director del CIDE, recalcó que es tiempo que la ciudadanía le exija a los políticos que sean congruentes entre lo que piensan, dicen y hacen, “ya no se vale que los partidos políticos únicamente vean por sus intereses, no más privilegios, ahora deben vivir la democracia y buscar el bien común unificado”.
Igual deben seguir el ejemplo de los organismos de la iniciativa privada, en el caso del Consejo Coordinador Empresarial que es una asociación civil, donde los integrantes participan de manera voluntaria, no hay obligación de pertenecer a él, pero lo más importante es demostrar que así como se exige a los políticos que en una contienda un voto significa ganar y perder, igual en el sector empresarial debe ser la norma.
Indicó que los organismos empresariales deben existir para que sus agremiados tengan voz en momentos en que se requiere equilibrar la balanza para integrar políticas públicas adecuadas. “No es válido ya el querer privilegiar el interés de un sólo grupo, eso ya se ve mal, incluso se pierde la capacidad de representatividad y legitimidad como organismo plural”.
Además, dijo que el nuevo presidente del CCEA, Raúl Alonso González, deberá priorizar la unidad, el trabajo en equipo y la conjunción con los diversos factores de la producción, no se pueden trabajar solas las empresas, tendrán que reunirse para desarrollar planes en conjunto con los trabajadores.
Aunque el sector empresarial es muy disciplinario y sectorial, pero en lo general desde lo económico todo se relaciona y nada se encuentra separado, motivo por el cual se tendrá que trabajar en equipo, buscando apoyarse para crecer todos y no aplicar más ese termino de destruir a la competencia, por el contrario unirse a ella para potencializarse juntos y ofrecer mejores productos o servicios a la comunidad global.