El diputado Mario Armando Valdez Herrera, exhortó al Instituto de Educación de Aguascalientes y a la SEP, para que a la brevedad, y previo a la determinación de la vuelta a clases presenciales, se den a conocer los lineamientos conceptuales y las especificaciones operativas que permitan el retorno seguro de estudiantes y docentes a las aulas de escuelas públicas y privadas en todos los niveles y modalidades.

Durante su intervención ante el Pleno Legislativo ayer, recalcó que el propósito debe ser ofrecer mecanismos claros y concretos, que garanticen el retorno seguro a las instituciones, priorizando el bienestar y la salud de toda la comunidad educativa, en esta nueva manera de convivir en tiempos de pandemia.

De ahí la necesidad que haya una definición sobre los lineamientos generales sobre los que se fundamentarán los procesos operativos para el retorno a las clases presenciales, estableciendo el objetivo, los principios, antecedentes, condiciones generales, alcance y estructura organizacional requerida para este fin.

Previamente, en entrevista, el diputado insistió que las condiciones por lo pronto no son como para regresar a las aulas, pues no basta con que el personal de salud esté vacunado, sino que también se tiene que hacer un diagnóstico de las condiciones en que se encuentren las escuelas, que haya agua potable y baños adecuados, pero también considerar que se debe respetar la voluntad de los padres de familia de llevar o no a sus hijos.

Si bien son los menos aquellos maestros que no quieran vacunarse por alguna situación particular, debe dejarse claro que no se les puede sugerir siquiera el retiro voluntario o ser suplidos, pues existe un contrato colectivo signado por el SNTE, y la única manera por la que se puede dar de baja a un maestro como a todo trabajador, es cuando se presentan tres ausencias consecutivas.

De manera que, el vacunarse o no es un derecho voluntario y una vez que se reinicien las clases, si no fue vacunado, habrá que ver si puede o no volver al salón, antes bien, tendrá que buscarse un mecanismo que le permita seguir dando clase, y consideró que la cuestión es estar monitoreando los casos que estén en la situación de no querer o poderse inmunizar.