La matrícula de nuevo ingreso a las carreras de Licenciatura en Comunicación ha registrado una disminución en el país, atribuible al creciente riesgo que implica ejercer la actividad periodística, señaló el profesor investigador de Comunicación de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Alejandro García Macías.
A partir de un diagnóstico efectuado en el Consejo Nacional para la Enseñanza e Investigación en Ciencias de la Comunicación, se encontró que la violencia incide en que haya menos interés por estudiar especialidades en periodismo.
La baja en la matrícula de universidades públicas y privadas de todo el país surge de diversos factores identificados a través de la evaluación de Índices Mediáticos en coordinación con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), subrayó.
“¿Cómo les pides a los jóvenes que vengan a estudiar periodismo, que hablen con la verdad, que señalen lo que hay que señalar, que intenten reescribir la nota roja, sin faltar a la verdad, a la necesidad de informarlo, si cada dos o tres días un periodista es asesinado, violentado o intentado comprar?”, cuestionó.
García Macías señaló que existen vertientes de actuación profesional en ramas de la comunicación que son más atractivas para los estudiantes, en las que se utilizan herramientas digitales como la videoproducción y el manejo de redes sociales.
Manifestó que la pérdida de confianza en especialidades de comunicación en el país no se enfoca en los planes y programas, sino en problemáticas estructurales.
En la actualidad, las especialidades de Licenciatura en Comunicación se ubican en una demanda media, lo cual permite que la mayoría de los solicitantes ingresen a la carrera.
Indicó que las carreras de Comunicación e Información, así como la carrera de Comunicación Corporativa Estratégica, no enfrentan una presión en colocación, debido a la diversidad de actividades profesionales, que no considera problemáticas de desempleo tan graves como otras áreas de estudio.